Square Enix ha lanzado uno de los juegos más esperados por los fanáticos de la saga Kingdom Hearts. Tetsuya Nomura y compañía presentan Kingdom Hearts 3, un RPG de acción que aprovecha todo lo aprendido en los trabajos anteriores de Nomura y que coloca en lo más alto a la franquicia gracias al universo Disney y el fan service dedicado a aquellos que esperaron el juego por años.Parece que fue ayer cuando Square Enix y Disney se aventuraron a lanzar un videojuego crossover que sacaría lo mejor de cada empresa. **Kingdom Hearts debutó en 2002** para la PlayStation 2 y rápidamente ganó adeptos que se mantuvieron fieles a la propuesta de Tetsuya Nomura y compañía.

En su afán por abarcar más plataformas para llegar a todo público, [Kingdom Hearts]() tuvo entregas en múltiples consolas de sobremesa y portátiles. Si bien esto ayudó a expandir el universo propuesto por Square y Disney, también complicó llevar la cuenta de los sucesos ocurridos en cada juego.

Luego de una larga espera, Kingdom Hearts 3 por fin ha salido a la venta. Han pasado más de seis años desde que apareció Dream Drop Distance en la Nintendo 3DS. Todo ese tiempo Nomura y su equipo de desarrollo se encontraban trabajando en Final Fantasy XV y parte de esa experiencia se ve aplicada en este nuevo capítulo de Sora, Mickey, Donald y compañía.

La historia de Kingdom Hearts 3 inicia después de los **sucesos ocurridos en Dream Drop Distance*. Sora se embarca en una aventura para recuperar sus habilidades luego de perderlas gracias a Xehanort. Para lograrlo será ayudado por los inseparables Donald y Goofy, quienes servirán de soporte para librar las batallas contra los sincorazón e incorpóreos*. Al mismo tiempo, Riku y Mickey tienen la misión de buscar a Aqua en el Reino de la Oscuridad y de localizar a los Maestros Perdidos.

Kingdom Hearts es una saga con tantos juegos que la historia se ha vuelto difícil de entender. La complejidad no se limita a las ramificaciones creadas en cada título, sino también en la variedad de plataformas en las que Square decidió lanzarlos.

Para mitigar el problema de disponibilidad, los desarrolladores lanzaron recopilaciones y remasterizaciones con el fin de conocer a fondo el universo.

¿Necesito haber jugado Kingdom Hearts antes?

Esa es la pregunta más importante y me atrevería a decir que no. Si no tienes posibilidad de jugar las remasterizaciones de PS3 basta con leer la Guía para Novatos que preparamos, o ver los los videos en el menú de inicio del juego para darte una idea de lo que te espera. La ventaja de ser un crossover de Disney aligera mucho esta situación.

La premisa de Kingdom Hearts 3 es muy sencilla y común en otros RPG. Un héroe pierde sus habilidades y para recuperarlas tiene que recorrer diversos mundos enfrentando peligros. Sora no solo mejora a medida que pelea contra decenas de sincorazón, también encuentra motivos para seguir avanzando y pelear por sus amigos.

En ocasiones los diálogos suenan muy infantiles, pero se sustenta a la perfección gracias al componente Disney. Recordemos que películas como Hércules, Toy Story o Enredados (todas presentes en el juego) tocan de manera muy particular temas como heroísmo, el valor de la amistad y el amor.

En términos de jugabilidad, Kingdom Hearts 3 es un RPG de acción. El jugador toma el control de Sora, quien puede atacar a los enemigos con su llave espada. El grupo cuenta con compañeros de soporte como Goofy, Donald y en ocasiones algún héroe de Disney.

Sora puede realizar ataques físicos o con magia. Ambos sistemas funcionan a base de combos que desbloquean nuevas magias o golpes especiales. Algo interesante es que Kingdom Hearts 3 usa un sistema similar al de Final Fantasy XV, en el que puedes realizar ataques en conjunto con tus compañeros.

Los combos son variados y muy vistosos. Algo que nos gustó es la posibilidad de realizar combinaciones que dependen de la llave espada que tengas equipada. Cada arma tiene un ataque especial físico o mágico que puede aprovecharse a corto o mediano alcance. Nuevas llaves espada se desbloquearán al final de cada capítulo.

Si debo hacer una mención especial en el apartado de combate tiene que ser a **ciertos ataques especiales con elementos «Disney», como barcos piratas, tazas locas o cascadas que sirven para neutralizar a múltiples enemigos. Estos movimientos se activan en cierto momento y están cargados de efectos y fuegos artificiales.

Los escenarios cuentan con mini-jefes y jefes finales que ponen a prueba nuestra habilidad con la espada. Algo criticable es que muchos enemigos no ofrecen mayor reto** que activar la mira automática para obligar a Sora a atacar zonas que normalmente no puede alcanzar con un simple salto.

El nivel normal de dificultad no me obligó a repetir batallas y pasé un tercio del modo historia (diez horas) sin utilizar una simple poción o éter. La ayuda de Donald y las pausas entre ataques fueron suficientes para lanzarme de frente sin preocuparme de la barra de magia o salud.

Tutoriales, save points y otros errores de diseño

Otro elemento que me parece fuera de lugar para estos tiempos es la forma y tiempo en que los desarrolladores proponen las mecánicas de juego. Al igual que otros juegos de Square Enix, las primeras dos horas de juego están plagadas de ventanas emergentes llenas de texto para explicar una función (algunas con tutoriales por separado).

Algunas mecánicas, como la de trepar paredes, son bastante fáciles de explicar gracias a un efecto en la textura. El problema viene cuando utilizas el mismo efecto en las columnas e impides que el jugador acceda a ellas del mismo modo.

**Kingdom Hearts 3 no propone aprender las mecánicas jugando, sino leyendo tutoriales o investigando opciones del menú. Eso me parece un tanto impresentable para el año en que estamos. Sí, algunos dirán que así se hacen las cosas en Japón** y que es el «estilo de Square Enix», pero ese estilo ya se siente muy caduco si se compara con lo que han logrado los desarrolladores occidentales.

La última característica imperdonable tiene que ver con *la presencia de save points* y su distribución en los escenarios (el juego usa usa puntos de guardado). El primero aparece hasta los 50 minutos de juego y en algunos niveles no hay puntos de guardado antes de las peleas con jefes finales o de una escena CG extendida.

Me da la impresión que Square Enix Japón se las ingenia para ahuyentar al usuario común durante las primeras horas de juego. Pasado ese tiempo Kingdom Hearts 3 se convierte en una aventura entretenida que merece ser jugada por todos**, incluidos aquellos que ni siquiera han tocado un juego de la franquicia.

Como en una película de Pixar

El nivel de detalle de los mundos de Disney es notable y en ocasiones las gráficas se mantienen cercanas a lo que vemos en una película de Pixar. Cada escenario propone una experiencia distinta de jugabilidad que integra mecánicas nuevas y otorga variedad con distintos minijuegos.

Cuando te cansas de matar enemigos puedes dedicarte a buscar cofres de tesoro, recolectar ingredientes para mejorar tus armas o para cocinar platillos especiales con la ayuda de la rata Remy, de Ratatouille.

La **historia de Kingdom Hearts 3 puede completarse en 30 horas o un poco más**. Ese tiempo varía dependiendo de cuánto más le dediques a explorar el mundo para nivelar tus armas y descubrir todos los secretos.

Square Enix ha dotado de contenido suficiente al juego como para mantenerte entretenido por horas. La simple idea de poder regresar a un mundo ya visitado para mirar lo que ocurre después de las peleas que ocurrieron es de aplaudirse.

En tiempos en que tenemos juegos con sistemas tan complejos y realistas como **Red Dead Redemption 2, o historias que abordan temas como la guerra o la depresión, se agradece la llegada de un juego como Kingdom Hearts 3.

Durante años me mantuve renuente a jugar los primeros títulos por pensar que eran demasiado infantiles**. Es curioso pensar que es ese mismo ingrediente «infantil» de Disney lo que vuelve más placentera la aventura en esta tercera entrega.

Gráficamente es impresionante y la variedad de mecánicas de juego lo vuelven atractivo. La presencia de mini-juegos y misiones especiales le dan valor agregado y se integran muy bien a los distintos capítulos.

Conclusión

En general Kingdom Hearts 3 cumple, a pesar de contar con ciertos elementos de diseño que parecen sacados de los noventa. Aunque para algunos suene tedioso, esos detalles no serán importantes para aquellos que han sido fieles a la franquicia o a otro juego de Square Enix Japón.

¿Dejará satisfechos a los fanáticos más exigentes? No sabemos. A pesar del fan service, la historia sigue siendo compleja y un juego no basta para resolverla.

Pros

    • Jugabilidad fresca y variada en cada nivel
    • Buen uso del Universo Disney
    • Gráficamente se ve impecable
    • Múltiples misiones y contenido que agrega rejugabilidad
    • Atención al detalle del equipo desarrollador

Contras

    • Tutoriales y puntos de guardado vuelven la experiencia tediosa
    • Poco amigable en las primeras horas de juego
    • Escenas CG interrumpen la jugabilidad y afectan la inmersión

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.