El hollywoodiense John Lasseter, uno de los mayores responsables de la gran calidad y el éxito indiscutible de las películas de Pixar gracias a aportaciones como Toy Story (1995), Bichos: Una aventura en minuatura (1998) con Andrew Stanton, Toy Story 2 (1999) con Ash Brannon y Lee Unkrich o Cars (2006) con Joe Ranft, anunció en noviembre de 2017, durante la ola de escándalos de acoso sexual en la industria cinematográfica estadounidense, que se veía en la obligación ineludible de tomarse un tiempo sabático de seis meses después de que se le acusara de comportamientos inoportunos como “agarrar, besar y hacer comentarios sobre los atributos físicos” de sus compañeras en los estudios subsidiados por Disney.

Pero, en junio de 2018, supimos que abandonaría Pixar definitivamente a finales de año y que Jennifer Lee (Frozen) dirigiría Walt Disney Animation y Pete Docter (Up), podría aumentar sus atribuciones en Pixar, cubriendo así la bacante creativa dejada por Lasseter. Y ahora, David Ellison, CEO de Skydance Media, ha informado de que el director hollywoodiense será el jefe del nuevo departamento de animación en la compañía: “John [Lasseter] es un talento creativo y ejecutivo singular cuyo impacto en la industria de la animación no puede ser exagerado”, ha dicho. “Fue responsable de llevar la animación a la era digital, mientras contaba historias incomparables que continúan inspirando y entreteniendo a las audiencias de todo el mundo”.

Y sobre las razones de su fin en Pixar, Ellison ha querido tranquilizar a sus compañeros de Skydance en una comunicación interna: “John ha sido franco al asumir su comportamiento, se disculpó por sus acciones y el año pasado se dedicó a analizar y mejorar su comportamiento en el lugar de trabajo (…) contratamos a un abogado externo para investigar a fondo las acusaciones, que consideramos serias y han merecido toda nuestra atención al tomar esta importante decisión (…). Estamos seguros de que John ha aprendido valiosas lecciones y está listo para demostrar sus capacidades como líder y colega. Y ha asegurado que se comportará de una manera totalmente profesional, que es la expectativa de cada colega y compañero de Skydance”. Porque, en estas condiciones, su talento innegable bien merece una segunda oportunidad.