Sabemos que Jaguar-Land Rover trabaja en una estrategia para dar el salto a lo eléctrico, sin embargo, eso no es lo único. El grupo británico también cuenta con vehículos autónomos conocidos como pods inteligentes, en donde experimenta el nivel de aceptación de las personas.

De acuerdo con CNET, la empresa anunció que ha implementado una tecnología de proyección de luz estos pods inteligentes. La luz indica la ruta que el vehículo tomará y es lo suficientemente evidente para evitar accidentes.

La proyección de luz es dinámica y funciona con base en la velocidad o acciones que pretenda realizar el pod. Si acelera, el halo de luz se expande, mientras que si frena se contrae. También se ha implementado un indicador para que el peatón o ciclista sepa cuando el coche está por dar una vuelta.

Esta es la segunda iteración del pod inteligente que presenta Jaguar-Land Rover. La primera fue revelada el año pasado y contaba con dos ojos virtuales que establecían contacto visual con el peatón. La idea era simular el cruce de miradas que tenemos con un automovilista antes de cruzar la calle.

El objetivo detrás de estas implementaciones es medir y reducir la fricción entre humanos y vehículos autónomos. Luego de que un coche de Uber con esta tecnología atropellara y matara a una mujer, la confianza de las personas en esta tecnología disminuyó considerablemente.

El grupo automotriz trabaja con psicólogos cognitivos realizando experimentos con distintos sistemas. Pete Bennett, gerente de investigación de movilidad en Jaguar-Land Rover, indicó que estas pruebas se realizan para comprender cuánta información debe compartir un vehículo autónomo con un peatón para ganar su confianza.