La calma ha vuelto a Barcelona, al menos en lo que al tráfico en las calles se refiere. Tras una votación del sector del taxi, que terminaba casi a la entrada de la media noche, se decidía que las opciones propuestas por el Govern cumplían sus expectativas. La mañana de hoy jueves comenzaba con los taxis trabajando por las calles de la capital. Mientras, la situación estallaba en los despachos: las VTC amenazan con tomar cartas en el asunto y, avisan, de las indemnizaciones que se habrán de pagar a los propietarios de estos permisos. El sector ya anunciado, de hecho, que procederá a querellarse por el cambio de paradigma en la Generalitat. La realidad es que, llegados a este punto, no está claro quien tendría que pagar los casi 4.000 millones de indemnizaciones. Los Ayuntamientos miran a las Comunidades, estas a su vez a Fomento y el Ministerio, liderado por Ábalos, argumenta que la situación ya es competencia de las Comunidades.

https://hipertextual.com/2019/01/se-abre-tercera-jornada-acuerdos-taxi-huelga-fitur

Mientras en Barcelona las cosas vuelven a la calma y el problema se pasa a un futuro próximo tras las puertas de los tribunales y despachos, la situación en Madrid sigue estancada. El taxi de la capital pasa por su cuarto día de huelga coincidiendo con la celebración de FITUR. Apostados en las puertas del recinto de IFEMA, bloqueando los accesos a la zona –con cortes temporales de la M-40- y las salidas de la parada de metro saturadas por la gran afluencia de visitantes.

El sector del taxi tiene programada una nueva reunión con los representantes de la Comunidad para intentar llegar a un acuerdo. Hasta hace unos minutos, el sector del taxi se encontraba concentrado a las puertas de la Asamblea de Madrid para presionar ante la inminente reunión. Ángel Garrido ya lo comunicaba desde hacía tiempo: negociaría con el taxi, pero no cedería ante las presiones. En este sentido, fuentes cercanas a las negociaciones explican que ante las tablas en el diálogo, hay muchas posibilidades de que los paros se mantengan hasta el lunes de la semana próxima.

De momento, no existen avances en el proceso de las negociaciones. El conflicto, de hecho, está pasando a ser el caballo de batalla entre los diferentes partidos de la oposición que pugnan por buscar un culpable.