Poco después de anunciar que Cadillac sería la marca encargada de liderar los esfuerzos eléctricos del grupo General Motors, la compañía norteamericana ha desvelado los primeros detalles de su primer modelo completamente eléctrico.

El vehículo, desvelado durante el North American International Auto Show (Detroit), carece de nombre, precio y características técnicas. Sin embargo, las imágenes publicadas por Cadillac muestran un automóvil de tipo SUV que competiría en el mismo segmento de mercado que el Tesla Model X.

El nuevo vehículo estará construido sobre la plataforma "BEV3", desarrollada por General Motors, y que también actuará como base para otros modelos eléctricos de Cadillac. Su mayor virtud es la flexibilidad, lo que "permitirá a la compañía responder rápidamente a las preferencias de los consumidores con un tiempo de diseño y desarrollo relativamente bajo".

"El vehículo eléctrico de Cadillac entrará en el corazón del mercado de los crossover y satisfará con las necesidades de clientes de todo el mundo", afirmó Steve Carlisle, presidente de Cadillac. "Representará el lujo y la innovación a la vez que posiciona a Cadillac como la cumbre de la movilidad", continuó.

El presidente de Cadillac, según recoge Bloomberg, aseguró que **el nuevo modelo tendrá un precio de venta similar a vehículos de gasolina equivalentes (a partir de 50.000 dólares). De materializarse, el primer "EV" de Cadillac sería significativamente más económico que el Model X de Tesla.