La nueva GPU Radeon VII no fue la única novedad de AMD en su presentación del CES 2019, también confirmaron la tercera generación de sus procesadores Ryzen para ordenadores de escritorio. No detallaron al completo su tecnología, pues la revelación final ocurrirá en los próximos meses. Destacaron la adopción de la arquitectura Zen 2, el salto definitivo hacia los 7 nanómetros.

Ofrecerá 8 núcleos y 16 hilos para superar el rendimiento del Ryzen 7 2700X en un 15,3%. Aunque algunos esperaban un mayor gasto de energía, los de Sunnyvale aseguran que mantendrán un consumo energético aceptable. Era inevitable realizar una comparación con el Intel i9 9900K en este apartado; el producto de AMD salió victorioso consumiendo 135W, mientras que la competencia llegó hasta los 180W. Usando Cinebench mostraron un rendimiento superior.

Serán los primeros del sector en dar soporte a PCIe 4.0, que puede ofrecer un ancho de banda de hasta 16 GT/s. Por otra parte, afirman que aquellos poseedores de la segunda generación no tendrán complicaciones para actualizar al nuevo chip, eliminando las dudas sobre adquirir nuevas placas base. Por supuesto, existe una gran probabilidad de ver variantes con mayor rendimiento, no se descartan los 16 y 32 núcleos.

No se olvidan de las portátiles, prometiendo presentar soluciones para estudiantes involucrados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Uno de los primeros productos beneficiados será la HP Chromebook 14, anunciada en el evento de Las Vegas. Recientemente han surgido quejas por problemas de rendimiento en laptops, pero a partir de febrero pondrán disponibles en su web los controladores de Ryzen Mobile. Adiós a la dependencia con fabricantes.

Aún no hay una fecha concreta de lanzamiento para la tercera generación de Ryzen. No obstante, anticipan que estará disponible a mediados del presente año y en los próximos meses compartirán más información. Faltan otros datos importantes como la frecuencia. Definitivamente Intel debería estar atenta a la revelación final, nos espera una batalla interesante por el control del mercado.