El mes anterior se dio a conocer que los taxis autónomos de Waymo llegarían en diciembre a Arizona, y así fue. Hoy la filial de Alphabet ha confirmado que el servicio de transporte ya se encuentra disponible en cuatro suburbios de la ciudad de Phoenix: Chandler, Tempe, Mesa y Gilbert. No es un territorio desconocido para la compañía, desde el 2016 han estado probado sus vehículos sin conductor en esa región.

Es importante señalar que el servicio sólo está disponible para un número limitado de personas que recibieron invitación desde 2017. Waymo promete que "con el tiempo" más personas tendrán acceso. El proceso para llamar al taxi es idéntico al de otras compañías de transporte. Será necesario descargar la app Waymo One e introducir los datos de una tarjeta bancaria.

La tarifa dependerá de la distancia recorrida, pero hasta el momento los precios son muy similares a los Uber y Lyft. John Krafcik, presidente de Waymo, afirmó en su blog que la tecnología autónoma es algo completamente nuevo para mucha gente, por ello están avanzando "con cuidado" y siguiendo la normativa impuesta por autoridades. Aunque los vehículos funcionan gracias al sistema de conducción autónoma, un chofer va a bordo para intervenir en caso de ser necesario.

El paso de la compañía es muy importante, no sólo por ser el debut de su servicio, también porque decidieron lanzarlo en un mercado tan grande como Arizona. Si bien estos coches están causando gran expectación en el público, todavía necesitan mejorar su software para ofrecer una mejor experiencia de transporte. De acuerdo a Reuters, los taxis de Waymo siguen siendo lentos y bruscos en algunos momentos. Hay que tener en cuenta que estas tecnologías se encuentran en constante actualización.

Por ahora el negocio se mantendrá activo en Arizona, sin embargo, están a la espera de iniciar operaciones en otros estados. California, por ejemplo, ya les autorizó probar los vehículos autónomos sin llevar un conductor a bordo, pero convertirlo en servicio de transporte será más complicado. Uber y Lyft no quieren quedarse atrás, ambas compañías trabajan en su propia flota autónoma que muy pronto harán competencia a la propuesta de Waymo.