Mientras Madrid y Valencia están en pie de guerra con los patines eléctricos, que se ha saldado con su expulsión de las calles de la capital de España, Google empieza a mirar con otros ojos a esta tecnología, y ha integrado los patinetes de Lime en Maps como una opción más de transporte público junto con el metro, el bus y la alternativas como el Taxi, Uber, etc.

https://hipertextual.com/2018/12/ultimatum-patinetes-madrid

De momento, la integración está limitada a algunas ciudades de EE.UU. (Auckland, Austin, Baltimore, Brisbane (AU), Dallas, Indianapolis, Los Angeles, San Diego, Oakland, San Antonio, San Jose, Scottsdale y Seattle), pero la compañía ha confirmado que llegarán próximamente más ciudades, por lo que es de esperar que, cuando empiece a estar disponible en Europa, empecemos a verlo en ciudades en las que Lime sigue estando disponible, como por ejemplo Málaga, en la que han llegado recientemente.

Lo interesante de la integración con Google es no solo muestra Lime como opción, también ofrece un estimado del tiempo que tardaríamos a nuestro destino usando el patinete, así como el precio aproximado del viaje, por lo que es muy interesante para comparar precios con el resto de alternativas disponibles. Si dentro de las opciones marcamos Lime como una opción, entonces cambiará a la aplicación dedicada; es decir, no podremos reservar el Lime desde Google. En caso de que no tengamos la app, no llevará a la tienda de aplicaciones de iOS o Android.

Es una buena noticia la llegada de estos servicios nuevos a Google Maps, pero de momento la polémica sobre su uso en algunas ciudades españolas va a limitar enormemente la integración.