Apple está reforzando los esfuerzos para fabricar sus propios módems de conexión para los iPhone, una posibilidad que permitiría a la empresa prescindir de otras compañías como Intel y tener autonomía total sobre el proceso de producción e integración de los nuevos componentes en sus terminales. Un paso más hacia el escenario de autosuficiencia que la firma de Cupertino lleva buscando.

Así lo revela The Information, citando a una fuente cercana a los planes de la compañía, que tendría la vista puesta en 2021 com año para comenzar a incluir su nueva creación en los iPhone del momento. Es la última prueba de una lista de evidencias que ya comenzaron a engrosar diferentes ofertas de trabajo publicadas por Apple en los últimos meses para formar parte de un proyecto de esta índole en San Diego, donde también se encuentra ubicada su rival Qualcomm.

Adiós, Intel

La apuesta por la fabricación propietaria de sus módems de conectividad llevaría a Apple por un camino en el que Intel ya no sería necesaria para las operaciones a gran escala de la compañía, algo que parece estar ciertamente clarificado en la hoja de ruta de Apple. Esta es quien le proporciona en la actualidad los módems de conectividad y una de las razones por las cuales la llegada del 5G al iPhone no se producirá en los modelos del próximo año.

Una independencia de Intel que se verá reflejada también hacia 2020 o 2021, de ser ciertas las informaciones, también en otra línea de producto de Apple: el Mac. La compañía estaría buscando comenzar a utilizar sus propios procesadores en los ordenadores, de la misma manera que ya lo hace –con excelentes resultados– en los iPhone y los iPad, dejando fuera de juego en este ámbito al fabricante. Todo apunta, en definitiva, a que el camino pasa por reducir drásticamente los lazos entre ambas empresas.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.