A través de un artículo en el blog de Windows, Microsoft anuncia al fin soporte a chips ARM de 64 bits para aplicaciones de terceros. De esta forma se acaba con una de las limitaciones para estos dispositivos, ahora que están empezando a llegar con fuerza al mercado de la mano de procesadores Snapdragon 850 en alternativas de Lenovo o la Samsung Galaxy Book.

Ya está disponible Visual Studio en su versión 15.9, que permite a los desarrolladores recompilar sus aplicaciones para esta arquitectura de una vez por todas, aunque disponible comercialmente desde 2014. No será posible, eso sí, aprovechar este soporte hasta que las aplicaciones se actualicen con él. Estas aplicaciones ya pueden ser subidas a la Windows Store.

Un paso adelante. Y necesario

Esto supone un gran paso adelante por parte de Microsoft en este frente. Y es que recordemos que los chips de Intel están viendo mejoras muy moderadas año a año, e incluso existen serias dudas de si es capaz de cumplir con los ya múltiples veces retrasados planes de actualización de sus chips. Mientras tanto ARM exhibe mejoras de dos cifras por norma, con una eficiencia energética mucho más adaptada a la era de la movilidad.

Hay que tener en cuenta que las aplicaciones para procesadores Intel no funcionan en los dispositivos con procesador ARM y, por tanto, muchas de las aplicaciones hoy disponibles para estos dispositivos funcionan simplemente gracias a una emulación en Windows 10. Esto mucho menos eficiente que las aplicaciones nativas que pueden ser compiladas a partir de hoy, por lo que todo el ecosistema de convertibles de Microsoft da un gran paso que tanto desarrolladores como usuarios pueden aprovechar.

De esta forma, aplicaciones de alto rendimiento en particular pero todas en general pueden aprovechar ahora todas las capacidades de éstas y próximas generaciones de unos procesadores de ARM que parecen no encontrar techo. Según palabras del equipo de Windows:

"Con Windows 10 en dispositivos ARM con procesadores más potentes, la plataforma ARM64 continua madurando y mejorando. La publicación de Visual Studio 15.9 continua esa evolución, y no podemos esperar a ver qué experiencias son capaces de producir los desarrolladores usando estas herramientas."

Recordemos que hoy dispositivos basados en esta arquitectura como el reciente iPad Pro ya tienen un rendimiento muy superior a la inmensa mayoría de portátiles convencionales. Y no parece que esta tendencia vaya a cambiar pronto.