El 5 de agosto de 2012, el Rover Curiosity, de la NASA, tocaba suelo marciano, convirtiéndose en el último vehículo que ponía sobre el planeta rojo la agencia espacial americana. Pero solo hasta ahora, pues está previsto que este lunes, 26 de noviembre, a las 20:00 UTC (21:00 en hora peninsular española) la nave InSight, lanzada el pasado mes de mayo, ponga fin a la primera etapa de su viaje y aterrice en Marte.

El aterrizaje podrá verse en directo a través del canal de televisión de la NASA, junto a los comentarios de algunos expertos en la misión, que comenzarán aproximadamente una hora antes.

Lugar de aterrizaje de InSight Crédito: NASA / JPL-Caltech .

Un escenario escogido a conciencia

El pasado 5 de mayo, la misión InSight despegaba con éxito desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg rumbo a Marte, con el objetivo de explorar por primera vez su interior profundo. El viaje ha durado más de medio año, pero esta noche llegará a su fin, con el aterrizaje previsto para las 20:00 UTC.

Lógicamente, el aterrizaje no tendrá lugar al azar, sino que se realizará en una zona concreta de la superficie de Marte, escogida por la NASA entre más de veinte posibles escenarios. El punto exacto es Elysium Planitia, un altiplano situado cerca del ecuador del planeta y que, según las palabras del investigador principal de la misión, Bruce Banerdt, "si fuese un helado sería de vainilla". Con esto quiere decir que no es el más llamativo de los lugares que se barajaron, pero sí el que mejor cumple las necesidades básicas de InSight. Para empezar, se trata de un robot de tres patas, no un Robert, por lo que necesita un sitio estable en el que posarse y quedar fijo durante el tiempo que permanezca allí. Además, su objetivo es estudiar las profundidades de Marte, por lo que se necesitaba un lugar fácil de penetrar y que no fuese ni demasiado ventoso ni demasiado rocoso. Además, también era necesario dar con una zona suficientemente brillante y cálida para poder alimentar las células solares y mantener sus componentes electrónicos dentro de los límites adecuados de temperatura, durante todo un año marciano, compuesto por 26 meses terrestres. Elysum Planitia no es tan llamativo como un helado de chocolate o dulce de leche, pero cumple todos estos requisitos a la perfección.

Un evento mundial

El evento podrá verse en directo a través del canal de televisión de la NASA, donde además habrá comentarios de expertos desde una hora antes. Cualquiera que desee vivir este hito histórico en directo podrá hacerlos desde su casa. Sin embargo, también puede acudir a algunos de los eventos de visualización que se realizarán por todo el mundo. Por el momento hay 80 de estas actividades programadas, la mayoría de ellas en Estados Unidos. En Europa solo se llevarán a cabo 4 en Francia-uno de ellos en la Isla de Reunión, junto a Madagascar- y 2 en Alemania. En España y Latinoamérica tendríamos que recorrer demasiados kilómetros para acudir a alguno de estos actos, pero no hay problema, pues la NASA ha hecho disponible también en su página web una lista de los sitios web en los que se retransmitirá el aterrizaje, aparte de su propio canal de televisión.

No hay excusas para no presenciar los primeros segundos de InSight en el planeta rojo y contener la respiración junto a miles de personas de todo el mundo, hasta que por fin toque suelo marciano. Las opciones son muchas, solo hay que elegir una.