Este miércoles la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, han presentado en el Instituto de Salud Carlos III un plan conjunto para luchar contra las pseudoterapias, tanto en centros médicos como en universidades. Además, se aprobará "tan rápido como podamos" un Real Decreto hecho a partir de este plan para regular la publicidad de las pseudoterapias, incluida la homeopatía.

Hace apenas unas semanas, el Ministerio de Sanidad ya daba los primeros pasos en la lucha contra las pseudoterapias, en ese caso se centraron en productos homeopáticos. Estudiaron más de 2.000 y confirmaron que tan solo 12 de ellos realmente funcionaban.

Así hablaba Pedro Duque de los engaños en ciencia y salud antes de ser ministro

Ahora, este plan conjunto va más allá y llegará tanto a los centro médicos como a las universidades, en ambos casos dará igual si se trata de instituciones públicas o privadas: todos deberán basarse en evidencias científicas. "Queremos una sociedad crítica", ha señalado Duque. "No nos vamos a meter en qué cree cada uno. Queremos dar información con bases científicas a la ciudadanía para que ellos tomen la decisión más adecuada", han señalado el ministro de Ciencia. "Vamos a proporcionar información veraz para que la ciudadanía pueda tomar decisiones basadas en evidencias científicas", ha añadido Carcedo.

Por su parte, la ministra de Sanidad ha afirmado en varias ocasiones que con la elaboración de este plan pretenden "defender la salud de la ciudadanía, que está protegido por la Constitución" y que "el Gobierno tiene la obligación de proteger a la ciudadanía frente a estas pseudoterapias". No importa si se trata de "un tratamiento alternativo o que sea complementario" al indicado por los sanitarios, "queremos que la ciudadanía conozca cómo son las pseudoterapias".

Víctor (Flickr)

El Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias incorpora medidas para difundir y facilitar a la ciudadanía información veraz y accesible sobre el conocimiento científico relacionado con estas. Toda la información se publicará con un lenguaje sencillo y se difundirá por medio de canales tradicionales, pero también por redes sociales, según ha comentado Carcedo en la rueda de prensa.

Además, "para evitar la publicidad engañosa" se contemplan modificaciones normativas, de ahí que se esté preparando un Real Decreto de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias. Ni centro ni particulares que usen pseudoterapias "se podrán publicitar como que ahí se cura el cáncer", ha comentado la ministra de Sanidad. "Podrán decir que te hace sentir mejor o cualquier otra cosa, pero no que curan el cáncer", ha añadido.

En el caso de las universidades, el principal problema lo plantean los títulos propios, es decir, aquellos que no están reconocidos por el Gobierno, ya que en el caso de los grados y másteres oficiales sí hay un control por parte del Ejecutivo sobre los programas. No obstante, "hay una mesa trabajando para reforma la manera en que se acreditan los títulos", ha señalado en rueda de prensa Duque. "Para ello vamos a trabajar con las propias universidades", ha añadido. En cuanto a los másteres, "seguimos trabajando para reducir a cero el número de estudios que puedan inducir a error", sobre todo en el caso de másteres propios, ha comentado el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

En los centros sanitarios se van a implantar medidas contra el intrusismo y para eliminar las pseudoterapias. "La regulación afecta tanto a centros privados como públicos", ha comentado la ministra de Sanidad." Para tener la certificación de centro sanitario deberán cumplir con los requisitos", es decir, que no podrán ofrecer pseudoterapias. "Todos los centros sanitarios van a tener esa garantía", ha añadido Carcedo.

Ilmicrofono Oggiono (Flickr)

¿Qué se considera pseudoterapia? ¿Están aceptadas socialmente?

Ambos ministerios han calificado de pseudoterapias a toda "sustancia, producto, actividad o servicio con pretendida finalidad sanitaria que no tenga soporte en el conocimiento científico ni evidencia científica que avale su eficacia y su seguridad", señalan en el plan presentado este miércoles. Las pseudociencias, en palabras de Duque, usan un vocabulario que se parece al científico, pero que no están avaladas por los investigadores.

Aunque la Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del año 2016 muestra que "la ciudadanía confía mayoritariamente en la medicina basada en evidencias o convencional", lo cierto es que en ese mismo estudio se evidencia una cierta "confusión y contradicción", según Carcedo, puesto que "un 59,8% cree en la utilidad terapéutica de la acupuntura y un 52,7% considera que los productos homeopáticos son efectivos", según apunta el plan presentado.

Programa de cultura científica

Junto a este plan conjunto, el ministerio de Ciencia también está elaborando un Programa de cultura científica que "promoverá el pensamiento crítico y racional en la ciudadanía" mediante iniciativas de educación científica para jóvenes, actividades de divulgación científica y participación, estudios de evaluación sobre evidencias científicas de pseudociencias no sanitarias y estudios sociológicos sobre las razones por las que los ciudadanos confían en las pseudociencias. "Queremos saber qué hay detras de las pseudociencias", ha comenta Duque.

Duque ha señalado la importancia de saber diferenciar entre el método científico y la anécdota, coloquialmente lo segundo es "algo que le funciona al conocido de mi cuñado". De ahí la importancia del Programa de cultura científica que se presentará "en las próximas semanas o meses".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.