Si las cámaras con tres y cuatro lentes –que ya hemos visto en smartphones como los de Huawei o Samsung– te parecen muchas, seguramente la nueva patente de LG adquirirá para ti proporciones aberrantes. Según una nueva patente registrada por el fabricante surcoreano en Estados Unidos, la firma tiene en mente un teléfono que incorporaría en su parte posterior la nada despreciable cantidad de dieciséis cámaras.

Ya hablamos hace un tiempo de la intensificación en la carrera de incorporar cuantas lentes fuera posible en los smartphones con el fin de hacerlos más atractivos de cara a un público que en muchas ocasiones busca en el apartado fotográfico la máxima diferenciación posible para decantarse entre un terminal y otro. En este contexto, hemos podido ver en los últimos meses algunos rumores y filtraciones que apuntan a un teléfono de Nokia con cinco lentes en su cámara trasera, sumando de esta forma una a la apuesta de Samsung con su Galaxy A9.

Pero, así y todo, de cinco a dieciséis hay un buen trecho. Porque aunque más no siempre es mejor –véase el Pixel 3 con su única lente trasera–, las posibilidades que tal componente proporcionaría a LG serían notablemente más amplias que las de la competencia. Algunas de ellas, para fortuna de nuestra sed de conocimiento, se encuentran detallas en la patente presentada.

Expandiendo su finalidad

Aunque aún se trata de una patente y no hay nada confirmado acerca de planes futuros de la compañía para realizar un dispositivo con estas características (el máximo alcanzado por la tecnológica son cinco lentes en el LG V40 entre traseras y delanteras), algunas de los objetivos que se buscaría cumplir con estas dieciséis lentes estarían relacionados con la toma de imágenes en tres dimensiones y la posterior edición de elementos la misma, como cambiar de posición parte de los sujetos de una fotografía. También el mejorar sistemas que ya existen como el enriquecimiento de los datos obtenidos mediante la fusión de diferentes fotografías de la misma escena en una sola.

El problema que se pretende solucionar con este teléfono, según describe LG, no es otro que el de "proporcionar un terminal móvil y un método de control para el terminal, en el cual un usuario puede generar datos de imágenes en movimiento sintéticos deseados utilizando una pluralidad de imágenes recibidas a través de una cámara provista con una pluralidad de lentes".

Imagen: LetsGoDigital.

Un asunto para el cual la firma utilizaría un nuevo módulo de cámara con una disposición cuadrada de 4x4 lentes que podría disponer también de cierto relieve para otorgar curvatura al mismo. LG también hace alusión de manera repetida al software que incorporaría la interfaz de cámara de este teléfono, que iría acorde a la complejidad de sus numerosas lentes y contaría con configuraciones adicionales para poder ejecutar un mayor número de acciones.

Un compendio, en definitiva, que supondría un nuevo salto en materia fotográfica para smartphones. No es probable que veamos pronto un terminal de estas características, pero sí podríamos comenzar a apreciar detalles de tecnologías referentes a ello en los próximos terminales de LG.