Los likes, seguidores y comentarios falsos en Instagram tocan a su fin. La compañía ha anunciado hoy, de la mano de un cambio en sus políticas, que va a concentrar esfuerzos en eliminar todos los me gusta, follows y mensajes que provengan de servicios de terceros por violar las pautas de la comunidad.

La compañía utilizará herramientas de moderación que, gracias al machine learning, podrán identificar las cuentas que utilicen este tipo de servicios y eliminar todo contenido ilegítimo, desde likes hasta comentarios. Asimismo, notificará a los usuarios de la eliminación de su contenido falso y les instará a cambiar la contraseña por el posible riesgo de seguridad al usar aplicaciones de terceros.

Es un movimiento necesario que, a falta de verlo en funcionamiento, parece complicado que sea del todo efectivo en sus primeros meses y quizá, con el paso del tiempo y la adaptación de los algoritmos, pueda terminar detectando y eliminando la práctica totalidad de likes, follows y comentarios falsos en la plataforma.

Este tipo de contenido, algo inocuo en muchos casos, sí es problemático y debe ser eliminado al tratarse de una plataforma con la que miles de personas se ganan la vida por su perfil de influencer. Que Instagram y la influencia en redes de ciertos usuarios y usuarias se haya convertido en una forma de ganarse la vida ha llevado a que sean miles las cuentas que crezcan de forma fraudulenta, con seguidores comprados, y que hinchan sus estadísticas para atraer a marcas y anunciantes.

Este es el último movimiento de la compañía tras unas semanas en las que han llegado la posibilidad de escanear nombres de usuario para seguirlos con facilidad, comprar productos desde vídeos de la plataforma y solicitar la verificación en dos pasos de nuestra cuenta.