Hoy es el día señalado desde hace mucho tiempo en los calendarios de los fans de House of Cards. Los seguidores de la popular serie de Netflix centrada en el mundo político norteamericano podrán conocer a partir de este viernes el destino final de Frank (Kevin Spacey) y Claire Underwood (Robin Wright), quienes ocupaban la presidencia y la vicepresidencia, respectivamente, de la Casa Blanca al término de la anterior tanda de capítulos.

La sexta temporada, largamente anticipada por la plataforma de contenido en streaming durante los últimos meses –hasta el punto de conocer ya de antemano que Frank dará con sus huesos en la sepultura en algún momento de la misma–, se estrena hoy a nivel internacional en la que se espera que sea una intensa sucesión de acontecimientos para Claire Underwood, quien será la primer mujer en ocupar el máximo cargo político de Estados Unidos. Sin embargo, en España no se podrá ver a través del servicio de Reed Hastings.

El lamento continúa

De la misma manera que ha ocurrido con el resto de temporadas de la aclamada producción, Netflix España no podrá acoger desde un inicio el estreno de los nuevos episodios de su propia serie. La razón se encuentra en Movistar o, mejor dicho, en la venta de los derechos de emisión a esta.

En lo que parece un cálculo erróneo por parte de Netflix en lo referente a sus planes de expansión internacional, el servicio de contenido en streaming vendió a Movistar los derechos para emitir en exclusiva las nuevas temporadas de esta serie antes de contar con presencia oficial en el país, lo cual dura hasta el día de hoy. Por consiguiente, los seguidores de House of Cards tendrán que buscar alternativas si quieren ver los capítulos más recientes ahora y no con unos cuantos meses de retraso. La quinta temporada, por ejemplo, llegó a la filial española de la firma en junio de este año.

Para quienes sí dispongan de Movistar+ y el paquete de series, podrán ver la nueva temporada a partir de mañana día 3 de noviembre a las 15:30 horas.