Robin Wright, quien interpreta a Claire Underwood en House of Cards, ha hablado por primera vez sobre las acusaciones de acoso sexual en contra de su ahora ex compañero, Kevin Spacey.

Aunque trabajaron juntos por más de cinco años como coprotagonistas en la exitosa serie de Netflix, la actriz ha asegurado en una entrevista para el programa Today de la cadena NBC, que será emitido por completo este lunes, que nunca llegó a conocerlo como hombre en el ámbito personal, sino solo en lo profesional.

"Nosotros éramos compañeros de trabajo, en verdad. Nunca socializamos fuera del trabajo. [Fue una] relación profesional respetuosa. Él fue tan bueno conmigo. Nunca fue irrespetuoso conmigo, sé que esa es mi experiencia personal. Es lo único sobre lo que siento que tengo derecho a hablar", dijo Wright, y añadió:

Kevin y yo nos conocíamos entre cada 'acción y corte' y entre los montajes de escena en los que nos reíamos. No conocía al hombre. Conocí al increíble artesano que es.

Después de que las acusaciones comenzaran a salir a la luz hace ocho meses, Netflix decidió despedir a Spacey. La serie le hizo acreedor de un Globo de Oro y que fuera nominado por cinco años consecutivos a los Premios Emmy. La actriz se mostró a favor de las medidas tomadas por el servicio de streaming y comentó:

Todos quedamos sorprendidos y por supuesto, entristecidos al enterarnos de las acusaciones.

La sexta y última temporada de la serie aún no tiene fecha de estreno, pero será estrenada antes de finalizar el 2018. Y, tal como en la versión original del libro de Michael Dobbs, Frank muere. Una trama que coincidió para Netflix a la par de las acusaciones, dejando a Wright como protagonista. Al elenco se unen Diane Lane y Greg Kinnear.

En octubre de 2017, la primera persona que acusó a Kevin Spacey de abuso sexual cuando tenía 14 años de edad fue el actor Anthony Rapp. Desde entonces, más personas lo han acusado de diversas agresiones sexuales, como el director Tony Montana y el actor mexicano de teatro Roberto Cavazos, poniéndolo en la mira de la justicia británica. Miembros de la producción de House of Cards también lo acusaron de acoso sexual.

Su salida de la serie de Netflix no ha sido la única consecuencia para el actor, pues el director Ridley Scott decidió reemplazarlo por Christopher Plummer en la película All the Money in the World. En noviembre pasado, el actor anunció que buscaría tratamiento. Por su parte, Wright ha asegurado que no ha hablado con él desde entonces y que ni siquiera sabe como contactarlo.