El Parlamento Europeo quiere implantar una medida en los países de la Unión enfocada a mejorar el tiempo de respuesta obtenido por parte de los ciudadanos ante ataques terroristas o desastres de cualquier índole. Esto daría la posibilidad a los gobiernos de contar con un canal de comunicación oficial, automático y directo para coordinar las labores de respuesta ante estas situaciones.

El sistema es conocido como "112 inverso" y su funcionamiento consiste en el envío de un mensaje o mensajes al teléfono móvil de las personas que se mostrarán en la pantalla de inicio y que comunicarán de manera inmediata la situación que está teniendo lugar. En el caso de un ataque terrorista, por ejemplo, puede ser utilizado para advertir a los ciudadanos de que deben permanecer alejados de la zona en la que ha ocurrido y en un lugar seguro.

Contar con un canal oficial gestionado completamente por las autoridades servirá también para evitar la propagación de noticias falsas que puedan crear potencialmente el caos ante situaciones de alto riesgo. El "112 inverso" lleva ya tiempo siendo debatido, aunque no será hasta mañana cuando el Parlamento emita una votación y, previsiblemente, apruebe la implementación de dicha herramienta.

Un sistema necesario

A la luz de los recientes acontecimientos, con ataques habiendo sido perpetrados en diversas ciudades europeas en los últimos meses, la necesidad de una herramienta que permita clarificar y alertar a las personas de las zonas afectadas es imperante. Por ello, y dada la relevancia que tendrá para el conjunto de la ciudadanía, su aplicación será obligatoria en los estados miembros.

Estos dispondrán de 42 meses desde la aprobación de la nueva legislación para poner en uso el nuevo sistema de alertas, asegurándose de esta manera desde los organismos reguladores que la adopción total en todo el territorio, de la misma manera que ya ocurre en Estados Unidos. Dita Charanzová, la ministra del Parlamento que lidera la propuesta, expresa al diario The Guardian la importancia de la medida en el tercer aniversario de los ataques terroristas acontecidos en la capital francesa:

Mientras recordamos los ataques de París, y esperamos que tales eventos no vuelvan a ocurrir, debemos estar mejor preparados si lo hacen.

El nuevo sistema de alerta pública móvil de Europa será una herramienta importante para garantizar que los ciudadanos obtengan información e instrucciones precisas.

La información rápida y fiable ayudará a salvar vidas. Me enorgullece haber desempeñado un papel importante para lograr que esto se adopte y solo espero que los estados miembros implementen el sistema incluso antes de la fecha límite para actuar.