El Xiaomi Mi MIX 3 es el nuevo terminal de la firma asiática, que resulta componer además su apuesta también para el sector más premium al que aspiran. Este es un teléfono con un buen puñado de particularidades, siendo la más destacada el mecanismo que ayuda a ocultar la cámara frontal tras el panel de la pantalla, permitiendo maximizar el espacio útil en la parte delantera del dispositivo.

Otro de los aspectos destacados es que la cámara trasera del teléfono es la mejor que ha montando Xiaomi en un smartphone hasta la fecha, al menos según DxOMark. Si bien los resultados que ofrecen estas analíticas no se puede considerar significativa en muchos casos para el uso y las situaciones diarias en las que luego finalmente es utilizada la cámara, los fabricantes presumen –cuando pueden– de las calificaciones obtenidas por parte de estos expertos.

Así las cosas, el Mi MIX 3 se equipara en calidad fotográfica al Samsung Galaxy Note 9, poniendo en muy buen lugar uno de los aspectos que siempre han sido más controvertidos en los terminales de la casa china. Próximamente, los usuarios de alguno de los anteriores buques insignia de la compañía podrán acceder también a estas mejoras.

Cada vez más software

Como ya ha demostrado el Google con sus teléfonos Pixel, la cámara de los smartphones depende cada vez más del software y los algoritmos para llevar a cabo un mejor trabajo. Ahora Xiaomi pondrá esto de manifiesto en sus dispositivos y, gracias a que el Mi MIX 3 cuenta con el mismo hardware en la cámara que el Mi 8 y el Mi MIX 2S, estos dos últimos recibirán una actualización para incorporar en su cámara las mejoras pertinentes que den resultados como los obtenidos con el más nuevo de ellos.

Así lo ha confirmado Lei Jun, cofundador de Xiaomi, en la red social china Weibo. Una actualización para la cual no hay fecha y que no llegará a la cámara frontal, pues en esta el Mi MIX 3 sí estrena nueva configuración. En cualquier caso, se trata de una acción que agradecerán en gran medida los propietarios de alguno de los mencionados terminales de la marca.