Tras conquistar el segmento medio y bajo del mercado libre, el único obstáculo aún vigente en la trayectoria expansiva de Xiaomi era el de los operadoras. Ese canal de venta, prioritario en el mercado español durante muchos años, era una especie de puerta cerrada para el fabricante asiático, que desembarcó oficialmente en España en noviembre de 2017.

Sin embargo, el acuerdo recién anunciado con Movistar servirá como punto de fuga para una estrategia que, ejecutada correctamente, podría perjudicar al negocio español de empresas como Huawei, BQ y Motorola, hasta ahora reyes alternos de dicho segmento.

https://hipertextual.com/2018/06/xiaomi-segunda-madurez

La asociación entre Movistar y Xiaomi arranca con la venta del Redmi 6 de 64 GB, que podrá adquirirse por 179 euros en los canales de venta habituales del operador (aplicación, web y tiendas físicas). Según el comunicado oficial, en los próximos meses se sumarán otros modelos al catálogo del operador.

No se trata del primer acuerdo que Xiaomi cierra con un operador español. En mayo, la empresa china coqueteo con este canal de distribución incorporando el Mi MIX 2 al catálogo de Vodafone. Desde entonces, no obstante, ninguna de las dos empresas ha comunicado una evolución de aquel acuerdo -incorporando nuevos modelos, desarrollando estrategias conjuntas, etc.-. En este sentido, el acuerdo con Movistar apunta a ser más largoplacista que el anunciado hace medio año con Vodafone.

https://hipertextual.com/2018/05/xiaomi-mi-mix-2-vodafone

Tras la llegada de Xiaomi a España -y su agresiva política de precios-, empresas como Huawei encontraron en las operadoras una especie de refugio temporal donde resguardar sus productos de gama media y baja, generalmente inferiores a los de la compañía naranja. Sin embargo, la llegada de Xiaomi a ese canal de distribución puede acabar con esa paz temporal de la vieja escuela, que podría ver su posición seriamente degradada a lo largo de los próximos meses.

El auge de Xiaomi dentro del mercado español ha sido constatado en múltiples ocasiones por analistas de mercado, que ya sitúan a la firma china en el tercer puesto nacional. Los datos de Canalys, correspondientes al primer trimestre de 2018, asignaban a Xiaomi un 14,1% de las ventas, mientras que Huawei y Samsung oscilaban el 23%.