Desde el día de hoy, los clientes de Vodafone pueden encontrar el Xiaomi Mi MIX 2 entre los smartphones ofertados por el operador británico. El coste, en modalidad libre, es de 399 euros (64 GB de almacenamiento), aunque se ofrecen diferentes ofertas de financiación junto a las tarifas del operador rojo.

Desde que aterrizaran oficialmente en noviembre de 2017, Xiaomi solo ha vendido sus productos en canales oficiales y grandes superficies (El Corte Inglés, FNAC, etc.). Ese sencillo modelo de negocio, sin embargo, ha sido suficiente para asentarse, en solo seis meses, como el tercer mayor fabricante del país (según Canalys).

La entrada en el canal telco, donde habían permanecido ausentes hasta ahora, supone una oportunidad de oro para crecer aún más. En España, las ventas de teléfonos móviles junto a operadoras siguen teniendo un gran peso en la totalidad del mercado.

España es un mercado perfecto para los fabricantes de teléfonos con Android: la cuota de mercado del sistema operativo oscila, a día de hoy, el 90%.

La excelente relación calidad/precio de Xiaomi —que ya ha destrozado a muchos en la venta libre— puede constituir un serio problema para empresas como Huawei o Samsung, quienes sacan mucho rédito trimestral a las ventas junto a operadoras.

La entrada en el canal telco junto a Vodafone es un primer paso hacia la progresiva conquista del resto de operadoras, que no podrán resistirse al gran interés generado por el fabricante chino. ¿Cómo responderán los de arriba a esta seria amenaza?

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.