Twitter podría eliminar muy pronto el botón para indicar que nos gusta un tweet en aras de mejorar la calidad de la conversación en la plataforma, algo que se ha criticado mucho durante los últimos meses y que trae de cabeza a la directiva de la red social. Sería una acción sin precedentes que dejaría a los usuarios sin poder realizar una de las acciones más icónicas de la red social –antes conocida como Favoritos–.

Así lo habría anunciado el CEO de Twitter Jack Dorsey en un evento corporativo celebrado la pasada semana, tal y como recoge el diario británico The Telegraph. Según este medio, el controvertido ejecutivo ha manifestado su oposición al botón con forma de corazón y prometido deshacerse de él "pronto".

Mejorar la conversación... y la interacción

Twitter se ha visto expuesta a numerosas críticas durante los últimos tiempos en relación a la presencia de trolls, radicales y personas que enturbian el uso de la plataforma en general, tras lo cual la firma lleva tiempo prometiendo tomar unas medidas que, si bien se dejan notar en términos numéricos, a todos los efectos parecen no estar causando mejora alguna. Son muchas las veces que la red social ha prometido un cambio de grandes dimensiones al respecto, aunque este desenlace podría ser ciertamente dramático para buena parte de los usuarios.

La posibilidad de expresarse con un like en un tweet podría ser también un importante aliciente para extender las conversaciones en la plataforma, algo buscado en todo momento de cara a las métricas y que podría suponer un incremento importante para Twitter en términos de interacción. Movimientos como el aumento de 120 a 240 caracteres o la posibilidad de crear hilos de forma nativa ya han demostrado en el pasado la inclinación de la red social por incitar a sus usuarios a crear una mayor cantidad de contenido, por lo que este podría ser solo un movimiento más en dicha dirección.

Sea como fuere, no hay aún un comunicado oficial por parte de Twitter, por lo que no está claro cuáles son los planes al respecto o si en su lugar llegará otra herramienta o botón. Habrá que esperar para ver si las intenciones de Dorsey terminan por materializarse y los corazones quedan definitivamente erradicados de la plataforma.