En el cuarto episodio de la novena temporada de The Walking Dead, llamado "The Obliged", se prepara el terreno para despedir a Rick Grimes y la vida en las comunidades sin él.

Te recordamos no seguir leyendo si no has visto el 9x04 de este show.

La vida sin Rick no será sencilla. Ni para las comunidades, ni en la vida real, ¿será que el show consiga mantener el interés de su público? Lo cierto es que la nueva temporada ha registrado su menor récord de audiencia, veamos si con la salida de Andrew Lincoln —y la inminente salida de Lauren Cohen— las cosas no se complican más para esta serie.

‘The Walking Dead’ alcanza su récord más bajo en audiencia

En este episodio vimos como Maggie y Daryl se ponen de acuerdo para terminar de una vez por todas el "asunto" pendiente con Negan. Para ello Daryl se ofrece a llevar a Rick a Alexandria y les ocurre lo que probablemente fue su última aventura juntos. Primero se van a las manos tras discutir sobre Negan y el derecho o no que tenía Rick de conservarlo con vida. En su pelea caen a un pozo y entonces pueden hablar sin rodeos. Esta clase de diálogos, el de estos seres rotos en un mundo inservible son los que formaron el gran drama que es esta adaptación de los comics de Robert Kirkman. Al escuchar a estos veteranos personajes uno recuerda el enorme camino que han recorrido juntos y como ambos tienen sus razones poderosas para actuar como lo hacen. Al final de esta escena podemos escuchar como Rick le dice a Daryl "hermano", en una escena sencilla, clásica y genial. Vaya despedida.

Por otro lado, Carol y los Salvadores tienen su propia confrontación y uno de ellos va armado. No supimos qué pasó allá, pues solo se escucharon los disparos, aunque sin duda nada bueno. La tensión de los Salvadores que supuestamente se rindieron ha ido acumulando hasta un punto incontenible. De hecho los disparos fueron los que llamaron la atención de los caminantes que finalmente cayeron en el pozo en donde se encontraban Rick y Daryl.

En Alexandria, en específico para Michonne, las cosas no van mejor. Al principio del episodio vimos como ella no logra descansar, ni mantener una vida relajada —la que sea posible en el apocalipsis— y tiene que ir por su dosis de violencia. Por ello entre sus lecturas, el cultivo, el cuidado de la comunidad y de Judith, también sale a cortar cabezas a los caminantes.

Eso sí, se le presenta una nueva tarea, hacer que Negan coma porque el antiguo jefe de los Salvadores se ha negado a hacerlo por varios días. Cuando estos dos hablan Negan quiere a toda costa conectar con Michonne. Intenta igualarse a ella, o mejor dicho, igualarla con él. Las cosas no le salen tan bien como quiere y lo dejamos golpeándose repetidamente la cabeza en la pared luego de saber que Lucille, su temible bat, se quedó por ahí afuera "desprotegida".

A quien también vimos tomando su propio camino fue a Anne / Jaddis, quien, como recordamos, en el episodio pasado había golpeado a Gabriel en la cabeza luego de que este la descubrió hablando con "alguien". A pesar de todo lo deja vivo aunque con el corazón roto. "Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado. Yo quiero caminar rápido", eso le dejó escrito al pobre Gabriel.

Y bueno, Rick intenta cambiar el rumbo de dos hordas que se acercan al campamento. Entonces se separa de Daryl quien se adelanta para advertir a los demás. "Cuidate" le dice Daryl antes de partir, ¿será la última vez que verá a Rick con vida?

El accidente de Rick es doloroso y desesperante. Al final nos quedamos con demasiadas cosas pendientes. Sabemos que el próximo episodio, llamado "What Comes After", será el último episodio de Rick, en donde repasaremos un tanto de la historia antes y después de su accidente como policía, antes de que el mundo cambiara por completo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.