Una nueva patente le ha sido concedida a Apple relacionada a pantallas capaces de doblarse. Sería la segunda de este tipo que se le otorga a la compañía, la primera en noviembre de 2016.

Las dos patentes describen dispositivos portátiles con pantallas que son capaces de doblarse, alineado con rumores publicados el pasado que aseguran que Apple está trabajando junto con LG —y así evitar filtrar a Samsung— en dispositivos de este tipo.

La de noviembre de 2016 describe un dispositivo con pantalla electrónica multitáctil capaz de abrirse y cerrarse “como un libro”. La segunda y más reciente patente se refiere a los mecanismos —la visagra— para abrirlo y cerrarlo.

Smartphones antiguos capaces de doblarse usan dos pantallas separadas, en el caso de Apple sería un solo panel flexible. De llegar a fabricarse un producto de este tipo, permitiría que en el bolsillo sea pequeño, pero capaz de abrirse en algo más grande de, por ejemplo, siete pulgadas, que permitiría más usos y más área de trabajo.

Otro rumor publicado meses atrás por Mark Gurman, quien tiene una reputación impecable al hablar de futuros productos de la compañía, mencionaba una pantalla curva, que por definición significa que es flexible, pero no que se doble, aunque aseguraba que, de llegar a las manos de consumidores sería no antes de 2019.

Dicho eso, siempre hay que tener en cuenta que el hecho que Apple patente una nueva tecnología o innovación, no asegura que se convertirá en un producto que veremos en el futuro. Cabe la posibilidad que veamos un iPhone que se doble en unos años, pero estas patentes no son garantía de que suceda.