El casi accidente data de principios de este mismo mes, pero ha sido ahora cuando el informe del suceso ha sido publicado. Una investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, un organismo independiente vinculado al Ministerio de Fomento, está estudiando un riesgo de colisión de dos aeronaves cerca de Pamplona.

La primera de ellas cubriendo la ruta entre Santiago y Palma de Mallorca, el segundo transitaba la ruta entre Sevilla y Toulouse.

Dicho informe preliminar explica que este accidente tuvo lugar el 2 de octubre a 30 kilómetros de la ciudad de Pamplona. Ambos vuelos llegaron a colocarse a 4 kilómetros de separación horizontal y a 122 de separación vertical uno encima del otro. Conectados con el centro de control de Madrid, ambas aeronaves detectaron el vuelo contrario. Esto activó de inmediato el Sistema Anticolisión de Vuelo. En este momento, la trayectoria de los vuelos fue corregida. En este sentido, la Comisión de Investigación trabaja para determinar cuáles fueron las causas de los elevados niveles de acercamiento entre naves.

Este, sin duda, no es el mejor año de Ryanair en lo que estado de la compañía se refiere. Una larga serie de huelgas de auxiliares de vuelo que han afectado a más de 600 vuelos, la mayor parte en España, desde principios de verano han sido la tónica general para la compañía. A esto se le une la situación de los pasajeros cada vez más descontentos a causa de retrasos o nuevos pagos por maletas de mano. Recordemos que, desde septiembre de este mismo año, Ryanair cobra por el equipaje de mano a todos sus pasajeros. Y, sin duda, algunos fallos técnicos que han afectad a la aerolínea. En julio de este año, un avión fue desalojado momentos antes del despegue por una batería externa que se incendió dentro de la cabina. También en julio, en Alemania, uno de los vuelos de la compañía efectuó un aterrizaje de emergencia por la pérdida de presión durante el vuelo.