La tripulación de un vuelo de Ryanair con destino Ibiza que tenía que haber despegado sin incidentes esta tarde del aeropuerto barcelonés de El Prat ha tenido que hacer frente a una tensa situación al incendiarse una batería y detectar humo proveniente de la maleta de uno de los pasajeros. Un suceso de lo más anómalo que ha puesto en alerta tanto al pasaje como a los asistentes de vuelo, que a su vez se lo comunicaron al comandante.

El avión, que ya había comenzado a rodar por la pista para dar paso al protocolo de despegue, ha tenido que ser evacuado en su totalidad. A bordo iban unos doscientos pasajeros, que han tenido que descender por el tobogán hinchable habilitado en una de las puertas de emergencia y que ha sido activado por el propio comandante, según recoge La Vanguardia.

https://hipertextual.com/juno/pasajero-avion-ryanair

La culpable, una batería externa

El origen del incendio y el humo consecuencia de este se encontraría en una batería externa de uno de los pasajeros, neozelandés, llevaba en su maleta. Afortunadamente, esta maleta se encontraba en los compartimentos superiores de la cabina del avión y no en la bodega del mismo, por lo que su detección pudo ser rápida y se consiguió una evacuación efectiva en pocos minutos.

https://hipertextual.com/2016/10/samsung-galaxy-note-7-cronologia

La realidad es que no es la primera vez que se tiene constancia de los problemas ocasionados por las baterías de litio en los aviones, algo que ya llevó a prohibir el embarque en aeronaves de distintas compañías con uno de los incendiarios Galaxy Note 7 en el equipaje. En la actualidad, son muchas las que establecen controles rigurosos a la hora de determinar qué tipos de aparatos pueden subirse al avión con el fin de evitar, precisamente, situaciones como esta.

Actualización 10 de julio, 18:40: Ryanair se ha puesto en contacto con este medio para detallar los sucesos:

Los pasajeros del vuelo de Barcelona a Ibiza de la tarde de hoy, 31 de julio, han tenido que ser evacuados de emergencia debido al fuego causado en un teléfono móvil mientras estaba siendo cargado por una batería portátil. Todos los pasajeros han sido evacuados de forma segura a la terminal y la tripulación de cabina se ha hecho cargo del teléfono móvil. Ryanair está organizando un avión de sustitución para reacomodar a estos pasajeros con el mínimo retraso posible.