Las fotografías antiguas tienen algo especial. El papel, el color o ausencia del mismo, las escenas que retrata y el aspecto de la gente que aparece…

Sin embargo, el paso del tiempo tiene sus inconvenientes, como que esa imagen tenga manchas, dobleces en el papel o incluso pérdidas o daños. Pero en la era digital, todo tiene arreglo, con mayor o menor destreza.

Antiguamente, la única solución para restaurar fotos antiguas era Photoshop, una herramienta compleja y que aunque cuenta con funciones muy avanzadas de edición, requiere mucho tiempo y dedicación para lograr los efectos deseados.

En la actualidad, restaurar fotos antiguas sigue siendo un proceso arduo y que requiere mucha paciencia, pero contamos con pequeñas ayudas en nuestro smartphone para facilitar la tarea y lograr un resultado más que aceptable.

Veamos algunas aplicaciones móviles que nos ayudarán en el proceso de escaneado o digitalización de las fotos antiguas, así como otras pensadas para eliminar desperfectos, disfrazarlos y mejorar la calidad de la imagen.

De papel a píxeles

El primer paso para restaurar una fotografía antigua usando métodos digitales consiste en trasladar la imagen en papel a nuestro smartphone, que hará las labores de restauración.

Hay un sinfín de aplicaciones móviles que convierten tu teléfono en un escáner de mano con mayor o menor acierto. La mayoría están enfocados a escanear documentos para obtener un PDF o incluso para extraer el texto de ese documento gracias al reconocimiento OCR.

Uno de ellos es Genius Scan, que también permite escanear fotografías, eliminar los bordes, corregir la perspectiva y exportar el resultado en PDF o JPEG. Además, permite subir las imágenes a Dropbox, Box, Drive, etc.

Otra aplicación para escanear documentos y que también podemos emplear en la digitalización de imágenes es Microsoft Office Lens (Android, iPhone), que entre otras cosas arregla la perspectiva de la imagen fotografiada y elimina reflejos y sombras. Al terminar, puedes subir las fotos a OneDrive.

Ya centrados en escáneres para smartphone especializados en fotografías, Photo Scanner by Photomyne nos ayudará a digitalizar cualquier imagen en papel.

Entre sus peculiaridades, la app es muy ágil en el escaneo, de manera que puedes capturar varias imágenes en minutos, eliminar bordes automáticamente e incluso aplicar tareas de retoque como restaurar el color de fotos antiguas.

Otra buena opción para escanear fotografías es Google PhotoScan, que nos ayuda en la digitalización y en el retoque fotográfico al eliminar brillos y reflejos de manera automática.

Reflejos, manchas y otras correcciones

Está claro que Google Play y App Store están repletas de buenas aplicaciones para retocar y mejorar la calidad de cualquier imagen. Dos ejemplos: La lista definitiva de aplicaciones de fotografía para Android y Apps de fotografía para iPhone gratuitas e imprescindibles.

El problema, pues, es más de elegir que de encontrar, ya que la mayoría de apps de retoque permiten lidiar con los brillos, manchas y otros desperfectos de la imagen escaneada.

Snapseed (Android, iPhone) y VSCO son dos buenos ejemplos con los que corregir la perspectiva de la imagen, aplicar filtros, corregir o realzar el color o el brillo o jugar con la luz y el contraste.

Aviary se une a estas dos aplicaciones con sus más de 100 filtros y herramientas de retoque, incluyendo también la posibilidad de realzar o difuminar partes de la fotografía o cortar los bordes.