No parece discutible que el tratamiento de los animales en la serie The Walking Dead (Frank Darabont, desde 2010) no ha sido muy pródigo. Pese a que ellos no sufren los efectos mortales que produce el virus zombi y a que el mundo estaba hasta arriba de mascotas de todos los colores, sin contar la fauna salvaje, no hemos visto a muchos ni por demasiado tiempo. Sin embargo, parece que esto va a cambiar con un nuevo fichaje y, naturalmente, no se trata de ninguna persona: según ha desvelado la comunidad de seguidores The Spoiling Dead y la revista Forbes, tras la filtración de unas fotos del rodaje de la temporada nueve, nos hemos encontrado con un perro que podría unirse al grupo de supervivientes de Alexandria.

Por lo que se ha podido ver, estaría vinculado a Daryl Dixon, uno de los más queridos personajes de la serie y al que interpreta Norman Reedus. Con la trama avanzada un año y medio desde la sangrienta derrota de Negan (Jeffrey Dean Morgan) por parte de la valiente cuadrilla de Rick Grimes (Andrew Lincoln), es posible que por fin hayan tenido la ocasión de prosperar, y que Daryl adopte en estas circunstancias a un perro fácilmente asalvajado, lo que cuadraría muy bien con su propio carácter, y que ha sobrevivido al fin del mundo de alguna forma, sería una gran idea. Tal vez con un episodio que se centre en su encuentro y que le haga un favor al personaje de Daryl explorando lo que le ronda por la cabeza, pues lo necesita desde hace tiempo. Así que no nos quedaría más que darle una bienvenida afectuosa a nuestro nuevo y peludo amigo y desear que, esta vez, nos dure.