Era uno de los añadidos más atractivos para los compradores de Tesla: la posibilidad de cargar gratis de por vida el coche dentro de la red de supercargadores. Ahora parece que la compañía se lo ha pensado mejor, y visto el nivel de crecimiento que está experimentando, es lógico pensar que no quiere seguir arrastrando, durante la vida útil de sus coches, el coste que supone la carga ilimitada a sus clientes.

A pesar de que la compañía iba a terminar con este servicio a principios de 2017, lo cierto es que hasta ahora se podía seguir usando la supercarga con el código de otro usuario, en forma de referido, por lo que dado a que se compartían incluso por la red, no parecía una forma muy lógica para la compañía de limitar las cargas a los modelos nuevo que estaban fuera del programa.

Ahora, la compañía pondrá nuevas limitaciones. A partir de ahora, ya que los nuevos compradores no tendrán acceso a la supercarga gratis de por vida, los actuales usuarios podrán seguir repartiendo referidos pero limitados a un crédito de 100 dólares para los Supercargadores, suficiente para algunas cargas gratis.

Tenemos que tener en cuenta que a pesar de que la carga gratis era un beneficio directo para los conductores de Tesla, lo cierto es que siempre estuvo incluido en el precio del coche, es decir, Tesla calculó el coste que supone la carga según la vida útil y lo incluyó en el precio del coche.

Poner fin a esta oferta es una forma de mantener los costes en línea. Y en un momento en el que Tesla está perdiendo efectivo a toda máquina, cualquier céntimo cuenta. Mantener los precio pero eliminar las ventajas como los supercargadores es una forma más de llevar las cuentas al día.

👇 Más en Hipertextual