No sabemos si la última aparición de Elon Musk fumando hierba o algunas de sus salidas de tonos en Twitter con su correspondiente variación en bolsa de Tesla tienen algo que ver, pero poco ha durado en el puesto Dave Morton, el que hasta hace pocas horas era del Chief Accounting Officer o jefe de cuentas de la compañía de coches eléctricos, un puesto que tomó el 6 de agosto y que apenas ha llegado al mes. Pero no es el único.

Lo que sí ha pesado en la decisión del hasta ahora CAO ha sido la exposición pública de la compañía y el escrutinio que hace de cada decisión, comentario o puesta en público de su CEO, aunque el ejecutivo no ha puesto en entredicho en ningún momento ni la viabilidad ni la trayectoria de la compañía, apuntando más a cómo le ha afectado la exposición pública de los problemas derivados con las polémica que arrastra la empresa de Musk:

"Desde que me uní a Tesla el 6 de agosto, el nivel de atención pública sobre la compañía, así como el ritmo dentro de la compañía, han excedido mis expectativas. Quiero dejar en claro que creo firmemente en Tesla, su misión y sus perspectivas futuras, y no tengo ningún desacuerdo con el liderazgo de Tesla o sus informes financieros " - declaraciones del ya ex director de cuentas de Tesla.

Dave Morton llegaba a Tesla después de ser el director financiero de la compañía de hardware Seagate, y para ocuparte principalmente del apartado financiero, sobre todo en lo que supervisión de cuentas contables, estados financieros y control de costes se refiere.

Su salida ha precipitado una caída de las acciones de casi el 6% en la negociación previa a la apertura del mercado, pero se espera que conforme pasen las horas de negociación el título recupere su precio inicial, al menos hasta que la junta o el propio Musk elijan un sucesor para el puesto que Morton deja vacante.

Unido a la renuncia de Dave Morton, la Chief People Officer -recursos humanos-, Gaby Toledano, que estaba en una baja ha confirmado a Dana Hull, periodista de Bloomberg especializada en Tesla, que no va a regresar a su puesto una vez finalizado el período.

Junto a ambos directivos, Sarah O'Brien, VP de comunicaciones finaliza hoy también su trabajo en Tesla.