La competición por tener en catálogo al smartphone con más cámaras no para. Si con una misteriosa invitación hace días Samsung daba a entender o bien que lanzará un terminal con cuatro cámaras el próximo 11 de octubre, de momento uno de sus exponentes de gama media como es el Samsung Galaxy A7, ya cuenta con tres cámaras traseras y una delantera.

Hablamos de un sistema de tres lentes donde llama la atención que la compañía no apuesta por una telefoto, que debutó en el Galaxy Note 8 y ha continuado con los Galaxy S9 y el Galaxy Note 9 para, en su lugar, dejar paso a un sensor de 8 megapíxeles con lente ultra angular de 120º y apertura f/2,4. De esta manera, el terminal podrá captar paisajes mucho más amplios y panorámicos. Como sensor principal, está uno de 24 megapíxeles con apertura f/1,7, que para modo retrato se une al tercer sensor, de 5 megapíxeles, encargado sólo de la profundidad.

Al igual que otros muchos terminales, la cámara del Samsung Galaxy A7 también llega con la inteligencia del Scene Optimizer, que ajusta el color, el contraste y el brillo según la categoría detectada. En la parte frontal también hay un** sensor de 24 megapíxeles y lente f/2,0 que le permiten modo retrato**.

Por lo demás, el Samsung Galaxy A7 cuenta con un panel SuperAMOLED Full HD+ de 6 pulgadas sin notch, un procesador octa-core a 2,2 GHz, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento (ampliables con microSD), batería de 3.300 mAh y, por supuesto, NFC. El cuerpo está recubierto de cristal, y tiene un lector de huellas lateral, que debuta en la familia Samsung.

A falta de conocer el procesador, no parece salir mucho de la gama media donde Samsung localiza los Galaxy A. Lo que se echa de menos es contar desde el día uno con Android 9 Pie. Tras su presentación, Samsung sigue sin traer al mercado un smartphone que haga debutar la nueva versión de Android. También se echa en falta mención a protección IP67 e IP68, que otros modelos de la compañía sí han ofrecido.