– Sep 18, 2018, 14:03 (CET)

Un iPhone de 1.000 dólares no puede traer un cargador de 2007

Los iPhone XS y XS Max vuelven a integrar el adaptador de corriente de 5W, el mismo que el iPhone original en 2007. La competencia, mientras tanto, integra adaptadores mucho más avanzados.

Los nuevos iPhone XS y XS Max ya están aquí. Y, efectivamente, llegan con el mismo adaptador de corriente (aka cargador) que el iPhone de 2007.

La potencia de salida de estos adaptadores, como indica Apple, es de 5 W, exactamente la misma que el cargador del iPhone original. Mientras tanto, la capacidad de la batería del iPhone ha aumentado en más de mil mAh desde el primer modelo hasta el X.

Al aumentar la capacidad de la batería pero conservar la misma potencia del cargador, los nuevos iPhone cargan significativamente más lento que sus predecesores y su competencia. En el modelo Max, además, la situación se vuelve incluso crítica dado el gran tamaño de su batería. La diferencia entre el cargador de 5W y uno de mayor potencia puede suponer más de una hora de diferencia en el tiempo de carga.

Samsung, Huawei e incluso OnePlus integran cargadores más veloces en sus teléfonos de alta gama. Y lo hacen desde hace varios años. En algunos casos, de hecho, llegan a superar los 20W de potencia máxima —cuatro veces más que el cargador del iPhone original—.

Aunque pueda parecerlo, la inferioridad del iPhone en este sentido no es una cuestión de compatibilidad. Tanto los nuevos iPhone (XS y XS Max) como algunos de los modelos anteriores soportan velocidades de carga superiores a las permitidas por el cargador original. De hecho, el fabricante asegura en su web que los nuevos iPhone pueden obtener hasta un 50% de carga en solo 30 minutos si se utilizan los cargadores de 30 y 85 W.

Considerando que los nuevos iPhone superan ampliamente los 1.000 euros de coste, resulta incomprensible que ninguno de ellos integre un adaptador de corriente más avanzado.

https://hipertextual.com/analisis/iphone-xs-xs-max