Microsoft anunciará en breve un servicio bautizado como Xbox All Access que permitirá disfrutar de una Xbox One y los servicios Xbox Game Pass y Xbox Live por una cuota mensual. O, lo que es lo mismo, una suerte de alquiler o suscripción que incluye el hardware de Microsoft. Según informa The Verge, fuentes próximas al medio afirman que Microsoft lleva varios meses trabajando en esta nueva posibilidad, de nombre en clave Project Largo, y que éste incluiría tanto Xbox One S como Xbox One X.

El precio, con esta última, sería de 34,99 dólares al mes "durante 24 meses", sin especificar más sobre posibles periodos de permanencia o un alquiler mínimo obligatorio, pues no parecería un negocio rentable a nivel logístico si éstos no se implementaran. Por contra, estar obligado a mantener la suscripción durante dos años podría restarle mucho interés a una propuesta que ya se intentó llevar a cabo con Xbox 360 y no fructificó. Sea como fuere, esta nueva vía de negocio solo estará disponible en Estados Unidos y a través de tiendas oficiales de Microsoft.

La compañía estaría tratando de llevar este modelo a los PC, de la mano de distintos fabricantes de ordenadores, aprovechando las ventajas del sistema Play Anywhere y las suscripciones compartidas. Del éxito de este modelo en territorio estadounidense dependería su desembarco en otros territorios como México o ciertos países europeos. Como poco, explorar un sistema de suscripción que incluya el hardware parece interesante. El tiempo dirá si no termina convirtiéndose en una pesadilla logística.

No se han especificado fechas al respecto (de hecho, se esperaban anuncios relacionados con el hardware en la Gamescom y no han llegado) pero, siempre según The Verge y Windows Central, el anuncio oficial es inminente.