La NASA ha lanzado ya este domingo 12 de agosto la sonda solar Parker desde la base de Cabo Cañaveral. El satélite iba a bordo de un cohete Delta IV-Heavy y ha comenzado a surcar el cielo a las 3:31 hora local de Florida (9:31 hora española).

La sonda tenia que haber desplegado su vuelo el sábado alrededor de las 3:33 horas. Sin embargo, la cuenta atrás se paró hasta en dos ocasiones debido a un problema técnico en el sistema de helio gaseoso que no se pudo arreglar dentro de la ventana de lanzamiento, así que decidieron aplazar el despegue del cohete hasta el día siguiente.

Parker, la única sonda que lleva el nombre de un investigador aún vivo, es la misión creada por el ser humano que más va a acercarse a nuestro astro: en sus últimas tres órbitas, de las 24 que hará, estará a tan solo 6,8 millones de kilómetros del Sol —la Tierra está a 149,6 millones de kilómetros de nuestra estrella—.

https://hipertextual.com/2018/08/sonda-parker-nasa

Pero esta no será su única y gran hazaña: también será el objeto creado por la humanidad que alcanzará la mayor velocidad hasta el momento: gracias a la asistencia gravitacional de Venus llegará a los 200 kilómetros por segundo en determinados momentos.

Está previsto que la misión dure siete años y, debido a la proximidad del astro a la que llegará, tiene un escudo térmico y un sistema de refrigeración que mantendrá los instrumentos a una temperatura óptima para que pueda funcionar a pesar de la cercanía con el Sol. Dentro de la sonda y tras el escudo y el sistema de refrigeración, la temperatura oscilará entre 30 y 40 grados centígrados.

Objetivos de la misión

"Los objetivos son tres: estudiar el calentamiento de la corona —la capa más externa de nuestra estrella— respecto de la superficie solar y encontrar los mecanismos que producen el viento solar y las eyecciones de masa coronal", explica a Hipertextual David Lario, investigador español del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, que ha participado en el diseño de la misión.

https://hipertextual.com/2018/08/viento-solar-tormentas-sonda-parker-que-es

Los científicos recibirán, a finales de este año, los primeros datos de esta misión: "El primer perihelio —punto más cercano al Sol del satélite— es a principios de noviembre, así que necesitaremos que la sonda se aleje un poco del astro para mandar los datos. Esto es necesario porque la antena tiene que estar a una determinada temperatura para enviar la información a la Tierra y eso lo consigue alejándose del Sol. Sucederá en diciembre de este mismo año", afirma Lario desde el otro lado del teléfono.