Todos los rumores apuntan a que veremos un iPad con Face ID este mismo año, una renovación de la gama Pro con la que Apple podría al día su tablet profesional para equipararlos a las funcionalidades del iPhone que va heredando poco a poco. Del Mac, renovación menor hace algunos meses se sabe menos, aunque la mayoría de funciones especiales de los dispositivos móvil de Apple han terminado llegando: Touch Bar y Touch ID con algunas de las novedades que incorporaban los MacBook Pro de la compañía.

Y es que el Mac puede ser una buen destino de novedades para la compañía si tener en cuenta la última patente de Apple que muestra un diseño de Face ID para el Mac, un punto de partida interesante que podría todas de funcionalidades extras a la cámara, por ejemplo, de los Macbook y en el mismo sentido dotar a los sistemas portátiles de Apple de una capa extra se seguridad utilizando la combinación de datos biométricos que ofrece Face ID y Touch ID.

Por ejemplo, en el modo de suspensión estos Mac con Face ID podrían usar su cámara para buscar rostros, una característica añadida a Power Nap, que permitiría mantener el ordenador en suspensión siempre y cuando no haya nadie delante de él: puede permanecer en modo de reposo si no hay una cara está a la vista ahorrando batería y solo mostrando información o saliendo de un reposo rápido cuando de verdad se esté usando, como en el caso del iPhone o del iPad.

No obstante, el punto más relevante de la patentes es el qe describe un sistema que permitiría controlar el Mac mediante gestos utilizando Face ID y su mapa de profundidad:

Los mapas de profundidad se pueden utilizar para segmentar e identificar objetos en la escena. La identificación de formas humanoides (es decir, formas tridimensionales cuya estructura se asemeja a la de un ser humano) en un mapa de profundidad. Los cambios en estas formas de escena a escena se pueden utilizar como un medio para controlar las aplicaciones informáticas.

De momento como viene siendo habitual no es más que una patente, y es muy complicado que lo veamos a corto plazo, pero si tenemos en cuenta que esto ya se mencionaba incluso antes de la salida del iPhone X, puede que en la próxima renovación total del Mac sea una de las funciones estrella.