La Medalla Fields, el premio cuatrienal que galardona a los trabajos más destacados en el ámbito de las matemáticas ante la falta de un Premio Nobel que cubra este campo, ha recibido hoy a sus nuevos ganadores. Alessio Figalli, Akshay Venkatesh, Caucher Birkar y Peter Scholze toman así el testigo de Artur Ávila, Manjul Bhargava, Martin Hairer y Maryam Mirzakhani, quienes lo recibieron en 2014.

Con ello quedan reconocidos los excelentes trabajos que ha realizado cada uno en su área de investigación, que abarcan los más diferentes espectros, desde la geometría aritmética hasta ecuaciones de Monge-Ampère. De los cuatro galardonados, tres de ellos –Alessio Figalli, Akshay Venkatesh y Peter Scholze– son europeos, contando además Figalli con el apoyo del Consejo Europeo de Investigación (ERC). Esto supone, por tanto, un logro que va más allá de lo evidentemente personal y pone en relevancia los esfuerzos realizados desde el ERC por apoyar a los jóvenes investigadores.

Tanto Carlos Moedas, Comisario Europeo de Investigación, Ciencia e Innovación, como Jean-Pierre Bourguignon, Presidente del ERC, han querido destacar de manera especial el trabajo realizado por Figalli y el compromiso existente en Europa para fomentar la investigación y dar los recursos necesarios a los futuros talentos para conseguir las metas que se han propuesto.

Este premio es una señal más de que el ERC sigue identificando y financiando a los investigadores más prometedores de Europa; algo que, por supuesto, se aplica no solo a las matemáticas, sino también a todas las disciplinas científicas.

Alessio Figalli

Figalli, que trabaja actualmente como profesor en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, asegura que el problema referente a "la forma de aplicar la teoría óptima del transporte a otras áreas" es algo que ha marcado su labor investigadora durante la última década, asegurando que tiene trabajo en lo que ha resolución de problemas se refiere para estar ocupado durante, el menos, los próximos 30 o 40 años. No dice sentirse asustado ante el reto que supone, sino tremendamente halagado por haber conseguido la Medalla Fields este año.

"El problema de transporte óptimo es la teoría de encontrar la forma óptima más barata de transportar recursos de un lugar a otro. En el origen es una pregunta muy práctica. Y luego resulta que tiene muchas aplicaciones en muchas otras áreas de las matemáticas, y ese ha sido uno de mis enfoques", ha expresado.