Google ha confirmado que la próxima actualización de Android Pie ya incluye soporte oficial para el mando de la Xbox One S, con lo cual será posible conectar el control para disfrutar de los juegos móviles que sean compatibles con periféricos externos. Algunos usuarios que ya poseen el nuevo sistema operativo habían reportado problemas con la asignación de botones (mapeado), pero el parche ya soluciona estos errores.

Es importante mencionar que esta problemática viene desde hace dos años, cuando Microsoft lanzó al mercado la revisión de su consola de sobremesa. Desde aquel entonces los jugadores han tenido problemas para conectar el mando correctamente en cualquier versión de Android. Recordemos que, a diferencia del mando tradicional que llegó con la primera versión de la consola, el de la Xbox One S integra Bluetooth. Esto permite conectarlo a todo tipo de dispositivos, incluyendo smartphones y tablets.

A pesar de que un ingeniero de Google informó que el soporte funcionaría correctamente en Android Pie, la versión final del sistema seguía con los problemas. Tras dos años de espera, finalmente la solución fue terminada y ya está incluida en el núcleo del nuevo sistema operativo. Por desgracia, no hay información que nos permita suponer que versiones anteriores de Android recibirán la actualización.

El arreglo llega en un momento oportuno. Fortnite ya se encuentra disponible en Android y Epic Games confirmó en su sitio web que posteriormente añadirán soporte para conectar mandos externos. Jugar el Battle Royale en un dispositivo móvil resulta una experiencia muy diferente respecto a la versión de consolas o PC, y este añadido seguramente será muy bien recibido por parte de los jugadores.

Hace apenas unas semanas te dimos a conocer que la versión móvil de Fortnite había alcanzado los 150 millones de dólares en ingresos, contabilizando tanto a iOS como Nintendo Switch. Seguramente esa cifra está creciendo desde su lanzamiento en Android, y es probable que muy pronto podamos tener los números actualizados.