Honor ha aprovechado el marco de la IFA 2018, que se celebra estos días en Berlín, para traer a Europa su smartphone Play, el cual ya fue presentado hace algún tiempo en otros territorios y que hace ahora acto de presencia en este mercado para entrar a la cada vez más encarnizada lucha por hacerse con una porción del mercado de gama media. En él, fabricantes como Xiaomi comienzan a coger fuelle en el viejo continente y Huawei, a través de esta subsidiaria, no está dispuesta a ceder terreno.

Para convencer a los consumidores llega un Honor Play al que no se puede calificar ni de original ni de sorprendente, precisamente. Su exterior adopta la tendencia del notch o ceja en la pantalla que llevamos viendo durante el último año, con un ligero borde más ancho en la parte inferior que da paso a su pantalla LCD de 6,3 pulgadas. Para el cuerpo del dispositivo, Honor ha elegido el aluminio como medida para abaratar costes, ubicando en la parte trasera del mismo el lector de huellas dactilares.

Poca novedad y ¿digno competidor?

Con un apartado físico que no se desvía nada de los convencionalismos de 2018, el interior del terminal y sus especificaciones tampoco lo hacen en absoluto. Destaca la presencia del procesador propietario Kirin 970, el más potente que manufactura la casa y que encontramos también en dispositivos como el Huawei P20 Pro o el mencionado Honor 10, pero hasta ahí.

El Honor Play contará con una memoria RAM de 4 GB, así como un almacenamiento interno de 64 GB, ampliable hasta los 256 GB mediante tarjeta microSD. Su batería se posiciona en los 3.750 mAh, que deberían proporcionar una autonomía suficiente para no tener que acordarnos de pasar por el enchufe a lo largo de la jornada. Lo más interesante, quizá, sea un modo "GPU Turbo", que Honor promociona como perfecto para los gamers, aumentando el desempeño en un 60 % y disminuyendo el consumo en un 30 %.

Un cuanto a la cámara, poco que reseñar. Dispone de una doble lente trasera compuesta por una de 16 megapíxeles con apertura f/2.2 y otra de apenas 2 MP f/2.4 para conseguir el efecto de profundidad de las fotografías con modo retrato. Para la frontal, Honor incorpora en el Play una de 16 megapíxeles f/2.0, en lugar de la de 24 MP que encontramos en el Honor 10.

Precio y disponibilidad

Honor ha anunciado la disponibilidad y el precio de este terminal también en este evento, pudiendo ser adquirido desde hoy mismo. Con el precio, la compañía pretende hacer frente a recientes anuncios de la competencia –véase el Pocophone F1– que han apretado más que nunca las cuerdas del sector medio.

De esta manera el Honor Play se puede comprar por 329 euros en su configuración de 4 GB de memoria RAM + 64 GB de almacenamiento interno y por 349 euros en su edición especial para jugadores que, más allá de los dibujos grabados en la parte trasera del mismo, no presenta ninguna diferencia en sus especificaciones.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.