Un equipo de hackers de Tencent logró hackear el altavoz de Amazon para convertirlo en un auténtico espía que pueda grabar las conversaciones que ocurran a su alrededor. Lo anterior ocurrió en la DEFCON 2018, una convención donde entusiastas del sector compiten para encontrar vulnerabilidades en productos populares, entre ellos el Echo.

Los responsables de este hecho dieron una conferencia para explicar cómo lo lograron, revelando un método que luce bastante complicado pero ingenioso. Fue necesario utilizar un altavoz con varias modificaciones de hardware en su placa de circuitos, las cuales servirían para a su vez hackear otros altavoces sin ningún tipo de modificación. Los hackers aclaran que para tener éxito todos los dispositivos deben estar conectados a la misma red local.

Se han aprovechado algunos errores encontrados en el protocolo de comunicación de Amazon, así como en la interfaz de Alexa. Una vez cumplido todo anterior, el Echo modificado puede intervenir el resto de altavoces para grabar y transmitir audio sin que el usuario se percate de ello. También es posible reproducir cualquier tipo de sonido. Vamos, tienen el control total del dispositivo.

No temas. El equipo de Tencent informó a Amazon de su hallazgo antes de la presentación. Los de Seattle se movilizaron rápidamente para resolver estas fallas y el Amazon Echo ya está protegido ante esta vulnerabilidad, si eres un poseedor del altavoz podrás descargar la actualización de software que ya se encuentra disponible.

El Echo se ha convertido en uno de los altavoces más populares de la actualidad. Históricamente, cuando un dispositivo está al alcance de más personas también llama la atención de aquellos hackers con malas intenciones, y seguramente el dispositivo de Amazon está en la mira de varios de ellos. Si bien la vulnerabilidad fue encontrada por un equipo de seguridad autorizado, el hecho deja claro que el altavoz no es 100% seguro y la compañía deberá tener más precauciones con su seguridad.