Fitbit es el fabricante de wearables que un día supo doblegar el mercado a su ritmo gracias a productos como las pulseras cuantificadoras de actividad deportiva. Hoy, a pesar de estar en tiempos de los relojes inteligentes, la compañía sigue apostando por esta línea de producto que tan buen resultado les ha dado en el pasado, y lo hace manteniéndose fiel a la esencia de los dispositivos que hemos visto durante los últimos años con la Charge 3.

La compañía presenta hoy la evolución de la anterior pulsera del mismo nombre, conservando en ella las líneas y diseño que caracterizan a la marca pero añadiendo algunas de las bondades que renuevan el atractivo de este producto. Lo más llamativo, por supuesto, el aumento en dimensiones de una pantalla OLED táctil que es cerca de un 40 % más grande que la generación previa.

Como un smartwatch

La nueva Charge 3 hereda muchas de las funciones que ya encontramos en dispositivos como el Ionic o el Versa, los dos relojes inteligentes que la compañía ha lanzado en el último año, haciendo que esta se parezca más a estos últimos que a la idea de pulsera cuantificadora tradicional. De esta manera, encontramos una resistencia al agua de hasta 50 metros de profundidad, seguimiento de actividades acuáticas, monitorización del sueño y ritmo cardiaco o reconocimiento automático del tipo de ejercicio realizado, entre otras opciones.

No cuenta con GPS integrado, pero sí con la posibilidad de ser personalizada a través de diferentes correas o formatos de esfera y realizar pagos contactless, por ejemplo. Toda una retahíla de funciones propias de los relojes mencionados que, junto a la posibilidad de recibir notificaciones de las aplicaciones del teléfono móvil, hacen de las Charge 3 una buena apuesta para quienes buscan un dispositivo a medio camino entre una opción y otra.

Sus posibilidades terminan por redondearse con una autonomía que en Fitbit cifran en una semana de duración, en línea con lo que hemos visto en el pasado. Comenzará a venderse el próximo mes de noviembre, pero puede reservarse ya a través de su página web a un precio de 149,95 euros.