Facebook se encuentra en pláticas con diversos bancos de los Estados Unidos para que estos le proporcionen la información financiera de sus usuarios, según ha reportado el Wall Street Journal. La intención de la red social es ofrecerle a las personas nuevas características en la plataforma Facebook Messenger, donde sería posible mostrarles datos de saldos de cuenta e incluso alertas de fraudes, entre otro tipo de información útil.

Entre las instituciones financieras que estarían en pláticas con la red social encontramos a JP Morgan Chase, Citigroup, U.S. Bancorp y Wells Fargo. Esta última ya tiene un bot en la aplicación de mensajería que permite consultar datos de saldos o determinar cuál es el cajero automático más cercado a la ubicación del usuario.

Los de Menlo Park ya han hablado al respecto por medio de la portavoz Elisabeth Diana, quien ha dejado claro que la obtención de esta información no es con el propósito de mostrar anuncios en su plataforma:

No utilizamos los datos de compra de los bancos o las compañías de tarjetas de crédito para los anuncios. Tampoco tenemos relaciones especiales, asociaciones o contratos con bancos o compañías de tarjetas de crédito para usar los datos de compra de sus clientes para anuncios.

El acuerdo entre las instituciones iría más allá de la información financiera. Facebook también quiere saber en dónde están ocurriendo las compras de las personas cuando utilizan su tarjeta de crédito o débito, más aún cuando las mismas no están sucediendo dentro de Messenger. A cambio de los datos, Facebook le proporcionaría a las instituciones bancarias información sobre los pedidos realizados dentro del servicio de mensajería.

La red social no es la única compañía que está buscando obtener esta información. Google y Amazon han realizado movimientos similares con el fin de ofrecer datos financieros a sus usuarios por medio de sus asistentes de voz, Assistant y Alexa, respectivamente.

Facebook se respalda en el actuar de otras compañías, mencionando que al igual que "muchas empresas en línea" ellos también mantienen pláticas constantes con instituciones financieras. Esto con el objetivo de "mejorar las experiencias comerciales de las personas, como permitir un mejor servicio al cliente". La portavoz terminó su declaración dejando claro el compromiso de Facebook por mantener segura y privada este tipo de información tan delicada.

JP Morgan Chase, una de las compañías que estarían involucradas en el acuerdo, ha negado que se encuentren compartiendo datos de las transacciones fuera de las plataformas que ellos mismos ofrecen.

Resulta preocupante que Facebook (y otras compañías) quieran hacerse con la información financiera de sus usuarios acudiendo directamente a las instituciones bancarias. La compañía ha tenido un historial reciente lleno de polémicas relacionadas con daños a la privacidad, por lo que seguramente esta noticia no será bien recibida tanto por los usuarios de la plataforma social como por los clientes de las compañías financieras.