Cuando alguien abandona (o es "obligado" a abandonar) una producción de Hollywood por diferencias creativas suele ser difícil terminar conociendo los motivos reales detrás de dicha decisión. Hace solo dos días conocíamos que Danny Boyle abandonaba el rodaje de 'Bond 25' a poco más de tres meses de iniciar el rodaje. La noticia se hacía pública mediante un tuit en el que Michael G. Wilson, Barbara Broccoli y Daniel Craig confirmaban su salida por las tan socorridas y recurrentes "diferencias creativas".

Por suerte, estamos ante un caso atípico y apenas 48 horas han servido para que trascienda mucha más información al respecto de la reciente toma de decisiones. Y todo apunta a que Daniel Craig, estrella de la franquicia desde la fenomenal Casino Royale, ha tenido una gran influencia en lo ocurrido. Según The Telegraph, el intérprete habría estado en absoluto desacuerdo en las decisiones relativas al cásting tomadas por Danny Boyle y habría solicitado su abandono. O despido, pues tal información no ha transcendido.

Más concretamente, el actor elegido para ser el villano de la vigesimoquinta película de la franquicia habría supuesto el disgusto de Craig; Danny Boyle, apostando por un reparto de caras menos conocidas, se habría decantado por Tomasz Kot, actor polaco que ha trabajado recientemente en Cold War, la última película del reputado realizador Pawel Pawlikowski (Ida). Así, tras unas dos últimas entregas donde se eligieron grandes nombres para encarnar a los villanos, como Javier Bardem y Christoph Waltz, Craig y compañía no estaban de acuerdo con el cambio de rumbo.

Uno de los principales motivos que podía haber detrás de dicha preferencia por parte del realizador viene del mismo argumento de la película que, siempre según The Telegraph, aprovecharía las tensiones actuales con el gobierno de Rusia para emular una nueva Guerra Fría. Núcleo argumental que no se ha confirmado si fue puesto sobre la mesa por Boyle y John Hodge, guionista que suele acompañarle (La Playa, Trainspotting), o si aceptaron la idea al sumarse al proyecto.

Sí se supo en su momento que el director de Slumdog Millonaire quiso traerse consigo a su compañero creativo habitual, reescribiendo el guión desde cero y desplazando a Neal Purvis y Robert Wade, dos de los escritores habituales de la franquicia; esto disgustó a Barbara Broccoli pero, como decimos, sus preferencias de cásting fueron la gota que colmó el vaso. Algo que, parece, ha generado ciertas disputas a lo largo de las últimas entregas, con un Daniel Craig con un gran peso en la toma de decisiones y que ha escogido personalmente a todas las chicas Bond con las que ha compartido pantalla.

Sigue sorprendiendo que productores de la talla de MGM terminen apostando por directores reputados y con experiencia en la industria, con un sello propio, otorgándoles una aparente libertad creativa que no termina siendo tal. Parece lógico pensar que, como en cualquier otra producción, un gran nombre en la silla del director ayuda a vender entradas pero, al fin y a la postre, ¿por qué no elegir a alguien cuyo criterio respetas y dejarle trabajar a gusto? Sea como fuere, Danny Boyle no será el primero ni el último en sufrir el mismo destino.

Todo esto, según informa Variety, podría conllevar el retraso de la puesta en marcha del rodaje, previsto para el próximo diciembre, y por ende del estreno de la película, fechado el 8 de noviembre de 2019. En EON parecen estar trabajando a destajo para elegir una nueva figura que, afirman, reescriba y dirija la película, apostando por un cambio de rumbo. Son muchos los rumores que apuntan hacia Christopher McQuarrie, talentoso director detrás de la fenomenal Misión Imposible: Fallout pero su agenda y su declarada necesidad de un descanso parecen complicar la situación. Es posible que el teléfono de Christopher Nolan, sin nuevo proyecto anunciado, no tarde demasiado en sonar.

👇 Más en Hipertextual