Tesla sigue internándose en mercados fuera de los vehículos eléctricos. Su último producto, presentado hoy mismo, es un cargador inalámbrico para smartphones. Uno especialmente caro y no demasiado rápido.

Es muy fuerte que celebremos la llegada de un cargador inalámbrico que no es feo

El cargador, que cuenta con una estructura de celdas semejante a la de "muchas de las baterías de los vehículos Tesla", tiene certificación Qi y un coste de 65 dólares. Disponible en blanco y negro, hablamos de un dispositivo con un diseño atractivo pero que, en cuanto a potencia y consumo de energía, está muy por debajo de opciones notablemente más económicas. Parece, sea como fuere, que la compañía es consciente de que su logo y nombre sirven para vender productos como este.

Aquí, las especificaciones oficiales:

  • Carga inalámbrica: Dispón tu teléfono con tecnología Qi en la base inalámbrica. Aprieta y mantén el botón de encendido por tres segundos para activar la carga inalámbrica
  • Carga allá donde vayas: Conecta tu teléfono con el cable USB-C integrado. Incluye puerto USB-A para conectar los dispositivos compatibles
  • Carga la batería interna: Usa el cable USB-A incluido para cargar tu cargadodor inalámbrico desde cualquier puerto USB
  • 21 horas adicionales de llamada
  • 18 horas adicionales de navegación web
  • Capacidad de la batería: Polímero Lithium-ion 6000mAh
  • Vatios/hora: 22.2WH
  • Carga de entrada: 5V/2A
  • Cable USB extraíble (USB-C a USB-A) y un puerto USB-A
  • Potencia de carga: 5W en carga inalámbrica / 5V-1.5A en carga con cable