Quienes somos nuevos a la carga inalámbrica (es decir, aquellos que usamos iPhone) nos hemos encontrado con una curiosa y decepcionante sorpresa: todos los cargadores inalámbricos son feos, tienen LEDs innecesarios, están hechos con materiales de poca calidad y muestran logotipos grandes que no son particularmente agradables a la vista.

Todos, de verdad, todos. El más próximo a un cargador inalámbrico decente es el que fabrica Mophie con un material rugoso que hace que el smartphone no se resbale. Pero tiene un LED verde que arruina la experiencia, especialmente si lo usas en la mesa de noche de la habitación.

Así que Elevation Lab toma la posta y ha fabricado un cargador inalámbrico simple, sin logos, sin LEDs, lo suficientemente bonito y lo suficientemente barato como para hacerlo el accesorio de nuestra elección ...al menos hasta que llegue el AirPower de Apple. Se llama Nightpad y tiene un precio de 40 dólares o una versión 50 dólares con un adaptador de 15W.

Además es capaz de dar carga máxima de 7,5W para el iPhone X o iPhone 8 y hasta 10W para carga rápida de smartphones Samsung que lo soporten en la actualidad u otras marcas que lo ofrezcan en el futuro. El exterior es de silicona por lo que el teléfono no se resbalará.

El accesorio se vende directo de la web de la marca, hacen envíos a España por $10 dólares más y a México por $12,50 dólares extra. Muchos otros dispositivos de Elevation Lab se venden en Amazon por lo que en un futuro probablemente se pueda comprar por medio de la tienda.