Punto y final a cambiar la hora en invierno, nos quedamos con el horario de verano. Al menos así a lo ha anunciado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que a partir de ahora, y si la nueva regulación pasa el último escollo que tiene pendiente en el parlamento, se eliminará el cambio de hora de la Unión Europea, el clásico horario de verano.

No debemos confundir la eliminación del cambio de hora con el del uso horario que tenemos los Españoles, puesto que eso es una cuestión interna. Lo único que cambia es que no tendremos que adelantar/atrasar el reloj para adaptar nuestros horarios en invierno y verano, puesto que la UE ha aprobado eliminar esta práctica que, en términos generales, no suponía ninguna ventaja -tampoco la del ahorro energético- para los Europeos, y tenía mas que ver con la estandarización de los servicios de telecomunicaciones.

La decisión viene de una encuesta masiva de la Unión Europea en la que podía participar cualquier europeo, en la que ganó una mayoría que abogaba por mantener invariable la hora durante todo el año. Ahora, eso sí, será necesario el consenso en la cámara de la Unión Europea, es decir, una mayoría en el parlamento que vote a favor de la nueva regulación.

Además, los estados miembros tienen la última palabra, y al ser una cuestión que compete a todos, junto con el escollo del parlamento se necesitará un consenso completo en Europa y determinar así el horario con el que nos quedaremos definitivamente, puesto que hay voces que abogan por mantener el de invierno y no el de verano.