Las criptomonedas están en caída libre. Y lo cierto es que no solo está cayendo el valor de las propias divisas digitales, también el negocio que se había montando a su alrededor. Hace tiempo que 'minar' bitcoins y otras divisas ya no es rentable, pero durante la fiebre de las cripto lo cierto es supuso un repunte sin precedente de las ventas de las GPUs, tanto que en algunos países era casi imposible comprar gráficas en según que épocas, disparando además su precio.

En este sentido, las principales beneficiadas fueron sin duda las compañías de gráficas y GPUs, entre ellas Nvidia a la cabeza. Ahora las cosas han cambiado, minar no es rentable, al menos no a nivel usuario, y las criptomonedas están en caída libre sin que se les augure un buen futuro. Y el fabricante norteamericano está pagando la factura de esta desaceleración, tanto que Nvidia ha informado a sus inversores de una "disminución sustancial" en los ingresos como resultado de la disminución de las ventas a los mineros de criptomonedas y del enfriamiento del mercado de criptomonedas.

Los productos específicos de criptomonedas disminuyeron a aproximadamente $ 100 millones, mientras que los ingresos por productos de criptomonedas fueron de $18 millones. Considerando que anteriormente habíamos anticipado que las criptomonedas serían significativas para el año, ahora no proyectamos ingresos [de este mercado] en el futuro".

Según los datos aportados por la propia compañía, y por poner un poco en contexto la dimensión de la caída del mercado de las criptomonedas, desde el primer trimestre del año, que incluye parte del boom de las criptomonedas, las cifras han caído en 270 millones de dólares, desde los 289 millones el principio del período hasta los poco más de 18 millones del último reporte, todo en la división de productos enfocados al minado y a las criptomonedas.

Las cosas por tanto se ponen complicadas con la división de cripto que Nvidia, pero en términos generales la compañía goza de muy buena salud. Sus divisiones de videojuegos, virtualización o mercado profesional siguen dando cifras sólidas, y el mercado de los coche inteligente puede ser su próxima frontera. Sea como sea, parece que toca despertar del sueño de las criptomonedas.