Google deja de considerar aceptable que el minado de criptomonedas pueda realizarse desde dispositivos compatibles con Play Store, la tienda de aplicaciones de la compañía nativa en los productos con Android. Así lo ha especificado en una actualización de las políticas por las que se rige dicha tienda, que ahora aborda el asunto de las divisas virtuales de manera explícita y deja claro que no tendrán cabida nunca más en la plataforma.

No admitimos aplicaciones que minen criptomonedas a través de los dispositivos. Sí se permiten aquellas que gestionen esa actividad de forma remota.

Tal y como expresa la propia compañía, esta prohibición afecta de manera única a lo relativo al minado de criptomonedas, quedando excluidas todas aquellas aplicaciones que hacen las veces de carteras virtuales o que permiten controlar el valor y estado del mercado en tiempo real. Una decisión que llega en consonancia con la decisión que tomó Google el pasado mes de abril para vetar las extensiones de minado de divisas en Chrome y que se produce un mes después de que Apple hiciera lo propio en la App Store.

Endureciendo el control

No ha sido el único aspecto en el que Google ha aprovechado para incidir en la actualización de sus políticas de la tienda, reforzando también el control del contenido que se encuentra en Play Store de cara al público infantil. De esta manera, "las aplicaciones que incluyan contenido que sexualice a menores están sujetas a la retirada inmediata" y añaden que, a partir de ahora, "no se admiten aplicaciones dirigidas a niños que contengan temas para adultos".

Aprovechan también para incidir en uno de los aspectos más controvertidos de la tienda de aplicaciones: las apps que son muy similares o que, directamente, son copias de otras bajo otro nombre. Para evitar esto, dejarán de admitir "aplicaciones que simplemente proporcionen la misma experiencia que otras aplicaciones ya disponibles en Google Play". Algo lógico si se tiene en cuenta el crecimiento de Android y que la premisa máxima es que la tienda sea siempre algo útil para el usuario. "Las aplicaciones deben ofrecer valor a los usuarios mediante la creación de contenido o servicios únicos", aseguran.