Apple ha hecho públicas unas nuevas normas de su tienda de aplicaciones, las cuales incluyen varias referencias a uno de los temas candentes del momento (aunque no tanto como hace unos meses). Aunque su valor se ha visto reducido y la euforia a amainado de manera notable recientemente, las criptomonedas siguen estando en boga y cada vez son más las aplicaciones y servicios que hacen uso de los teléfono móviles y ordenadores y su hegemonía para hacer llegar el mundo de las divisas virtuales a cada vez más usuarios.

El problema, sin embargo, es que en muchas ocasiones los usos que derivan de ello por parte de los propios servicios no son los más adecuados en los que uno pudiera pensar. Es el caso, por ejemplo, de aquellas aplicaciones que aprovechan la potencia de los dispositivos para minar criptomonedas en segundo plano, una técnica que hemos visto extendida de manera reciente en diferentes páginas web. Pese a los escasos beneficios que esto pueda proporcionar, debido a la poca capacidad de gestión operacional de un smartphone, hacerlo podría suponer problemas de rendimiento y funcionamiento de los dispositivos.

No en mi tienda

Ante los crecientes problemas detectados Apple actualiza ahora la política del App Store, su tienda de aplicaciones, para evitar cualquier comportamiento abusivo al respecto. Así lo reflejan las nuevas condiciones de la misma, las cuales tendrán que acatar todos los desarrolladores si quieren ver su aplicación publicada en dicho espacio o que no sea retirada por no ajustarse a los requerimientos.

Las aplicaciones pueden facilitar el almacenamiento de divisas virtuales, siempre que las ofrezcan los desarrolladores inscritos como organización. Además, las aplicaciones no deben minar directament criptomonedas, a menos que el minado se realice en la nube o de otro modo fuera del dispositivo. Las aplicaciones pueden facilitar transacciones o transmisiones de criptomonedas en una plataforma de compraventa aprobada, siempre que sean ofrecidas por la propia plataforma. Las aplicaciones que faciliten *Initial Coin Offerings* (ICO) deben proceder de bancos asentados, firmas de valores, *Futures Commission Merchants* (FCM) u otras instituciones financieras aprobadas. Pro último, las aplicaciones relacionadas con criptomonedas no deben ofrecer dinero para completar tareas, como descargar otras aplicaciones, alentar a otros usuarios a descargar dicha app o publicar en redes sociales.

No es el único cambio que Apple ha realizado en los últimos días en relación al App Store, aprovechando como marco para ello su convención anual de desarrolladores. En este sentido, hace unos días conocíamos que la compañía ha comenzado a permitir a los desarrolladores ofrecer pruebas gratuitas de sus aplicaciones, uno de los requerimientos más repetidos a la compañía durante los últimos años.