Instagram el pasado junio que ya había alcanzado la barrera de los 1.000 millones de usuarios activos al mes a nivel global, un dato que nos revela el gran impacto de la red social en la actualidad.

Por desgracia para la compañía, no todo son buenas noticias. The Information ha publicado un reporte donde revela que Instagram podría tener hasta 95 millones de bots que se hacen pasar como cuentas reales, alcanzando un 9.5% de la cuota total de usuarios. El dato fue obtenido gracias a un estudio realizado por la firma de investigación Ghost Data.

Apenas en 2015, la misma firma había realizado un estudio similar. En aquel momento, Instagram tenía 300 millones de usuarios, de los cuales un 7.9% eran bots controlados por computadoras. La red social tomó cartas en el asunto eliminando millones de cuentas, pero sus esfuerzos no fueron suficientes. El crecimiento de bots en los últimos tres años ha sido inmenso.

Expertos han mostrado su preocupación por este hecho, señalando que los bots son un medio muy utilizado para la difusión de noticias falsas en diferentes plataformas. Ponen como ejemplo las campañas electorales de los Estados Unidos en 2016, cuando las 'fake news' inundaron las redes sociales más populares.

A pesar de que los objetivos principales para divulgar noticias falsas son Facebook, Twitter y WhatsApp, estudios recientes en la materia mencionan a Instagram como la próxima víctima de la situación. Esto debido a su gran popularidad en los últimos años. Sam Woolley, investigador de la Universidad de Washington y dedicado al estudio de las noticias falsas, señaló que "las imágenes y los vídeos se vuelven virales más rápido que las palabras simples", agregando también que resulta más fácil transmitir información por medio de una imagen.

Los bots no son utilizados únicamente para compartir 'fake news'. Algunas celebridades los adquieren para incrementar su número de seguidores de forma más rápida. Lo anterior ha generado que crezca el mercado de venta de bots a nivel mundial, convirtiéndose en un negocio bastante rentable para sus creadores.

Según los datos proporcionados por Ghost Data, el estudio fue posible gracias a la adquisición de 20.000 bots que fueron sometidos a un análisis de sus características. Posteriormente, se comparó su comportamiento con un millón de usuarios de Instagram, encontrando que cuentas muy populares tenían seguidores que cumplían con los mismos rasgos. En su mayoría, los bots buscaban fotografías de modelos en la red y las publicaban como contenido propio. También son usados para interactuar en las publicaciones de otros, logrando así amplificar su alcance. La firma indica que este tipo de bots son los más frecuentes y también los más sencillos de crear.

La firma advierte que estos programas se han vuelto cada vez más inteligentes, pues sus creadores han buscado los métodos para poder burlar las medidas implementadas por las redes sociales. La directora de Ghost Data, Andrea Stroppa, señaló que las compañías no están haciendo lo suficiente para combatir este problema. "Han mejorado, pero creo que pueden hacer mucho más", añadió. Por su parte, Facebook también se pronunció al respecto por medio de un portavoz, sin embargo, no entró en detalles sobre si la compañía tiene datos similares a los de Ghost Data:

Tomamos muy en serio el spam, la falta de autenticidad y otros comportamientos abusivos. Nuestras estimaciones internas muestran que las cuentas de spam constituyen una pequeña fracción de la base mensual de usuarios activos de Instagram.

Esta situación está comenzando a preocupar a más organizaciones, pues se teme que Instagram sea utilizada en las próximas elecciones de los Estados Unidos. La red social se ha ganado una gran popularidad entre el público joven, quien también puede ser más susceptible a caer en el contenido de las noticias falsas.

Aunque la declaración del portavoz de Facebook refleja tranquilidad y seguridad, la información proporcionada por The Information y Ghost Data resulta muy preocupante. Facebook ya ha estado involucrado en muchos temas relacionados con las 'fake news' y su impacto en las elecciones del país americano que dieron como vendedor a Donald Trump. La actualidad indica que no será un problema del que se puedan deshacer fácilmente. Los de Menlo Park tienen mucho trabajo por hacer.