No hubo sorpresas. Las jornadas de huelga en Amazon han cumplido con su primera cita de los tres días consecutivos anunciados. Una serie de negociaciones desiertas emplazadas durante la pasada semana, un acuerdo de renovación de convenio que ha caído en saco roto y un desgaste continuo por ambas partes culminan con la huelga prevista durante la celebración del Prime Day en España.

Las previsiones de hace meses apuntaban a una huelga de carácter nacional o, incluso internacional, elevando la propuesta a toda Europa. Finalmente, la cuestión ha vuelto a quedarse en manos de los sindicatos asociados a la planta más grande de la capital, en San Fernando de Henares. De hecho, a pocas horas del inicio de los paros había una previsión mínima del suspenso de los mismos por la falsa de consenso. Los representantes de los empleados solicitaban una cláusula de garantía salarial equivalente al IPC y la subida de sueldos respecto a la antigüedad de los mismos.

Amazon presenta una propuesta a sus empleados que no evita la huelga del Prime Day

Fuentes sindicales apunta a un seguimiento masivo, los aparcamientos de empleados permanecen completamente vacíos, aunque menor que en los paros de marzo de este mismo año. De los 2.000 empleados que operan en la planta de San Fernando, el 80% ha secundado la huelga. El 20% restante correspondería al grupo de los empleados temporales. La conocidas presiones por parte de las ETT a estos empleados y, según apuntan, un gran número de contrataciones temporales para aguantar el chaparrón han variado las cifras de esta convocatoria.

Aún así, los camiones ni entraron ni salieron del recinto de San Fernando de Henares. Tampoco era necesario. Según apuntan los sindicatos, la tecnológica de Bezzos podría haberse preparado para esta nueva convocatoria de huelga anunciada desde hace meses. Con el centro de Madrid fuera de cobertura durante tres días, la actividad se traslada a otros puntos logísticos estratégicos. El Prat de Barcelona, por su parte, podría haber visto incrementada su actividad, más incluso que lo que le debería corresponder durante las jornadas del Prime Day.

EL resumen del primer día de la segunda huelga de los sindicatos se ha calificado como un triunfo simbólico. El volumen de seguimiento ha sido el suficiente como para impactar en la compañía, pero no tanto como para activar una negociación a favor de los empleados.

Los sindicatos aún en negociaciones

Los intentos para llegar a un acuerdo entre ambas partes no cesan. Pese a que la semana pasada, en sendas reuniones, no se pudo llegar a un consenso, la idea de Comisiones Obreras sigue siendo la de tener un entente cordiale respecto a convenio colectivo. Ese mismo que Amazon aprobase de forma unilateral en abril de este mismo año.

De momento, la situación no pasa por su mejor momento. Algunos representantes sindicales, entre ellos Douglas Harper (delegado de CC.OO.), han sido bloqueados a las puertas de Amazon en el momento de querer acceder a las instalaciones. La primera jornada de huelga se ha saldado con varias sanciones por mal comportamiento a varios trabajadores de la planta (afiliados a alguno de los sindicatos) y una ausencia total de diálogo entre las partes.

Para los empleados supone un panorama lleno de incógnitas. La propuesta de la semana pasada, directamente de la central de Amazon, suponía un pacto en firme y final. La negativa por parte de los empleados a acatar ese texto abre ahora un nuevo calendario que, de momento, carece de fechas.

Con este panorama, los empleados de San Fernando de Henares afrontan su segundo día de huelga.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.