El Honor Note 10 es el nuevo terminal que ha hecho hoy oficial la compañía tras varias semanas teniendo constancia en base a rumores de que el fabricante asiático preparaba su propia apuesta por el mercado de las phablets o teléfonos de grandes dimensiones. Un mercado en el que Xiaomi quiere destacar también durante los próximos meses con el recién estrenado Mi Max 3.

La filial de Huawei, que ya comienza a la labrarse un nombre propio y a contar con cierta reputación entre los consumidores, completa de esta manera su oferta para este segundo tramo del año. Un Note 10 que supone la versión amplificada del Honor 10, uno de los teléfonos que más brillan en este momento en el segmento medio del mercado (con perdón del Xiaomi Mi A2) y que ofrece unas interesantes cualidades para quienes buscan tener un terminal con gran pantalla y potencia para llevar a cabo toda suerte de actividades.

Gran exterior, gran interior

Lo más llamativo del Honor Note 10, de manera evidente, es la gran pantalla con la que cuenta el terminal, que en este caso es un panel AMOLED FHD+ que asciende a las 6,95 pulgadas. Una pantalla bajo la que se encuentran el chip propietario Kirin 970 y una RAM que varía entre los 6 y los 8 GB en función del modelo. Y si grande es la pantalla, también lo es la batería, que se ubica en unos nada despreciables 5.000 mAh. Características que, por experiencia, serán suficientes para exigir al teléfono un rendimiento sin ningún tipo de compromiso en la basta mayoría de tareas del día a día, aunque los procesadores de Huawei aún no se encuentren a la altura de los de Qualcomm.

Para redondear la apuesta, y dado que Honor ha introducido este terminal como una buena opción para el sector gaming, el Note 10 cuenta con un sistema de refrigeración líquida para poder jugar a títulos como PlayerUnknown's Battleground o Fortnite durante horas sin ningún tipo de incidencia. Desde luego, a falta de probarlo, parece una de las grandes bazas del dispositivo que puede inclinar la balanza a su favor en lugar de optar por otro de la competencia.

En el apartado fotográfico, Honor monta una doble lente de 16 + 24 megapixeles f/1.8 para conseguir los llamativos efectos en modo retrato, quedando la frontal en los 13 megapixeles. Todo ello complementado con la inteligencia artificial de la casa que permitirá obtener un mejor reconocimiento de escenas para ajustar los balances de cada imagen tomada en función de esto.

Honor Note 10 en Europa

La disponibilidad y el precio de venta de los terminales que se presentan en China se encuentra siempre rodeado de un cierto halo de incógnita, pero todo indica que este terminal sí se venderá fuera del mercado asiático. No en vano, Honor cuenta con un evento programado dentro del marco de la berlinesa feria de la IFA que se celebrará a finales del mes de agosto, lo cual podría aprovechar para presentar el Honor Note 10.

Respecto al precio, dependerá de la configuración en cuanto a almacenamiento interno y memoria RAM que se coja, pero todo apunta a que podría rondar los 400 euros. Una cantidad acorde a lo que ofrece y que puede situar al terminal en una buena posición en el mercado occidental.